El ex director de Comunicación del Govern, Jaume Clotet, ha sido recolocado en la Diputación de Barcelona, con un sueldo bruto de 5.485,99 euros mensuales, según aparece en la web del ente. Clotet fue el 'dircom' de Carles Puigdemont y está imputado por los preparativos del referéndum del 1-O, en el marco de la causa que dirige el titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona.

A Clotet se le considera uno de los ideólogos de promocionar el 'procés' independentista. Ahora se reubica como "Asesor Técnico del Área de Cultura", pero ha ido encadenando cargos de confianza en la órbita del nacionalismo.

Fue jefe de prensa de Gobernación con distintos consejeros hasta el 2008, entre ellos, con el ex consejero Xavier Vendrell, salpicado en el presunto pelotazo inmobiliario de 'Villa Bugatti'. Posteriormente fue recolocado como subdirector de la Agencia Catalana de Noticias, la agencia oficial de noticias de la Generalitat y también fue rescatado por Elsa Artadi en el Ayuntamiento de Barcelona en funciones de estrategia política.

Pacto PSC - JxCat

La Diputación de Barcelona está gobernada por el PSC y Junts per Cataluña. Su presidenta es la alcaldesa socialista de Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, que está imputada por una supuesta trama de desvío de fondos en el Consell Esportiu de L’Hospitalet.

En el ente supramunicipal también trabaja la mujer de Puigdemont, Marcela Topor, quien cobra unos 6.000 euros mensuales por su trabajo en un programa de televisión en inglés.

El acuerdo entre PSC y JxCat fue muy criticado por parte del independentismo más radical, que predica por no llegar a ninguna entente con el "partido del 155", en alusión a la intervención de la autonomía mediante este artículo de la Constitución.

Asimismo, JxCat fue muy crítico con la política pragmática de ERC de restablecer las negociaciones con el PSOE. No obstante, nunca han querido romper el pacto en la Diputación. Solo la presidenta del partido y actual presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha instado en más de una ocasión a romper ese acuerdo con el PSC si ERC hacía lo mismo en todos aquellos municipios donde gobierna con el apoyo de los de Salvador Illa.

Por su parte, Clotet, quien es uno de los que más rechaza el acuerdo con Sánchez y apuesta por la vía de la confrontación con las instituciones del Estado, ha aceptado este nuevo cargo en un entre presidido por el PSC.