Miembros del Sindicat d'Habitage del Barri del Poble Sec han ocupado durante varias horas de esta mañana la sede de ERC, en la calle Calàbria de Barcelona, para denunciar el desalojo de una vivienda en la calle Lleida de la capital catalana, que se desarrolla en medio de una fuerte tensión con vecinos que apoyan a los desalojados. En concreto, hacia las 11 horas han abandonado el lugar.

Según ha informado este movimiento en las redes sociales, los activistas no piensan marchar de la sede de ERC hasta que se detenga la intervención policial y el desalojo, mientras han instado al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, a que intervenga para que los Mossos se retiren del lugar. Entre los concentrados están los diputados de la CUP Dolores Sabater, Carles Riera, Eulàlia Reguant y Xavier Pellicer, según El Periódico.

Una cuarentena de jóvenes se han personado en la sede de ERC, han exhibido pancartas contra el desalojo y han efectuado cánticos y proclamas reclamando a Esquerra y a Pere Aragonés que pare los desalojos y deje de utilizar la Brimo de los Mossos para llevarlos a cabo.

Un fuerte despliegue policial, a requerimiento del Juzgado de Instrucción número 54 de Barcelona, ha dado apoyo esta mañana a una comitiva judicial para proceder al desalojo de un piso situado en el número 38 de la calle Lleida de Barcelona.

Casi un centenar de personas

Cerca de un centenar de personas se han concentrado en el lugar para bloquear los accesos a la finca y evitar la acción judicial, lo que ha provocado momentos de tensión con los agentes de los Mossos, que han establecido un perímetro de seguridad.

Después de varios avisos policiales por megafonía para pedir que abandonaran el lugar, los agentes han procedido a retirar uno por uno a los concentrados.

Algunos de los concentrados han lanzado pintura roja a los agentes actuantes, a los que también han propinado puntapiés y empujones, mientras se entrelazaban con los brazos para dificultar el acceso a la finca, según fuentes policiales.

También desde el interior de la finca los ocupantes han dificultado la acción de los agentes y les han tirado pintura roja mientras estos intentaban abrir la puerta, que había sido bloqueada con elementos metálicos por los concentrados

La CUP denuncia que los Mossos colaboran con la empresa ‘Desokupa’

La diputada de la CUP Mireia Vehí acusó este martes al presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, de inacción ante un desahucio en Barcelona, y denunció el uso de antidisturbios de los Mossos d'Esquadra y la colaboración de una empresa privada.

Durante una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, después de la Junta de Portavoces, Vehí acusó a Aragonès, que tomó posesión este lunes, de permitir un desahucio en Barcelona, “con un dispositivo policial desmesurado y con la colaboración de ‘Desokupa’, una empresa privada con miembros destacados de extrema derecha”.

Mireia Vehí rechazó el “uso del orden público para solucionar problemas de vivienda” y subrayó que en el acuerdo entre Esquerra y la CUP hay un punto “en el que se insta a no utilizar la Brimo y la Arro, los dispositivos policiales de antidisturbios en los desahucios”, y se reclama “una ley de vivienda, y poner los pisos de la Sareb a disposición del parque público”

Aragonès atribuye al juez la actuación de los antidisturbios

El presidente de la Generalitat ha asegurado que los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra intervienen en el desahucio del bloque Llavors de Barcelona es por orden judicial.

Lo ha dicho en una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, mientras sigue la protesta contra ese desahucio en el barrio del Poble Sec y en la sede de ERC, ocupada por activistas de sindicatos de vivienda.

Preguntado por si esa intervención vulnera el acuerdo de investidura entre ERC y la CUP en el que se pactó retirar a los antidisturbios de los desahucios, Aragonès ha afirmado que "la orden de intervención de la Brimo es muy concreta, hecha por el juez".