La delegada del Gobierno de la Generalitat en Girona, Laia Cañigueral, ha usado el concepto "Generalitat Republicana" en un comunicado oficial a los funcionarios. Según el correo electrónico al que ha tenido acceso Vozpópuli, Cañigueral saluda a su nuevo equipo y se compromete a "acercar la Generalitat Republicana" a los gerundenses.

Esta nueva nomenclatura la acuñó por primera vez el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante su discurso de investidura prometiendo abrir "una nueva etapa" en Cataluña e "impulsar una nueva Generalitat republicana". En esa ocasión, sin embargo, se trataba de un objetivo de futuro y no una nueva forma de apodar la institución.

A algunos de los empleados de la Delegación del Govern en Girona les ha sorprendido esta expresión y consideran que la nueva delegada hace un "uso partidista" de la institución. En su momento ERC quiso promocionar su llegada a la presidencia de la Generalitat (después de que en los últimos años estuviera liderada por Junts per Catalunya) como un apuesta por el "republicanismo". Se habló de "Generalitat Republicana" de forma declarativa. Por esta razón, ha sorprendido que Cañigueral haya dado un paso más allá al usar este término en una comunicación oficial.

Correo enviado por la delegada del Govern en Girona, Laia Cañigueral, a sus empleados / VOZPÓPULI

"Transformación democrática"

En la misiva, la nueva delegada explica que está "dispuesta a escuchar a las personas y dar apoyo a políticas valientes que sean útiles para la ciudadanía". Identifica también cuatro puntos de "transformación": "También acercar la Generalitat Republicana a las 'gerundensas' y gerundenses, y asegurar que los cuatro objetivos principales del Govern: una transformación social, verda, feminista y democrática; se desarrollan plenamente en la demarcación de Gerona".

Cañigueral también ahonda en que la Delegación debe ser una "pieza clave que acompañe las reivindicaciones del territorio" para "aunar esfuerzos y encontrar espacios de consenso" en un momento de "recuperación económica y social" como el que se está produciendo. Finalmente, agradece "al personal de la administración de la Generalitat de Cataluña" la "dedicación" que han demostrado para dar respuesta a los ciudadanos en unos momentos tan duros como ha sido el paso de la covid-19.

Visita a los presos del 1-O

En su primer día en el cargo, Cañigueral decidió visitar a la cárcel de Puig de les Basses a la exconsejera de Trabajo, Dolors Bassa, condenada por sedición por el Tribunal Supremo. "Ha sido el primer compromiso institucional", afirmaron a través de la cuenta de Twitter de la propia Delegación.

Posteriormente, en un comunicado en la web de la institución Cañigueral afirmó que para ella "Bassa es un referente". La nueva delegada ha tomado el relevo de Pere Vila, dirigente de JxCat, este miércoles 16 de junio y le ha agradecido que el "traspase" se haya hecho de forma rigurosa para que las "iniciativas y demandas del territorio no se frenen por un relevo en las responsabilidades políticas".