Societat Civil Catalana, la entidad de referencia del constitucionalismo en Cataluña, ha iniciado una nueva línea de actuación para contrarrestar el relato del Gobierno de la Generalitat y los dirigentes fugados de la justicia española sobre la situación pasada, presente y futura de Cataluña. El primero de sus encuentros ha sido reunirse con el embajador alemán en Madrid, Wolfgang Dold, para que conozca de primera mano "la voz de los otros catalanes".

Estos encuentros, según explican desde la entidad, están orientados a exponer ante los diplomáticos acreditados en España "las razones y el sentir de esa mayoría de catalanes que no son independentistas y que muchas veces son invisibilizados ante la opinión pública y diplomática internacional".

En este primer encuentro asistieron el presidente de SCC, Fernando Sánchez Costa, el presidente del Consejo Consultivo, José Rosiñol, y Carmen Quintanilla, vocal del Consejo Consultivo y mujer de larga experiencia internacional en el Consejo de Europa. Estos tres representantes manifestaron también la relación del procés con movimientos que aspiran a la desestabilización de Europa. 

Consejo de Europa

Según ha podido saber Vozpópuli, el próximo paso será solicitar una una reunión con lo altos representantes del Consejo de Europa después del polémico informe de la Comisión de Asuntos Legales de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa sobre la situación de los dirigentes y activistas condenados por sedición por el Tribunal Supremo por los hechos del procés. Esperan que se puede concretarse tras el verano, en septiembre.

Los partidos del Govern, ERC y JxCat, celebraron este jueves las conclusiones del informe respecto a la necesidad de España de reformar el delito de sedición para excarcelar a los presos del 1-O y sostuvieron que era otro ejemplo más de cómo España "vulnera los derechos" de los políticos catalanes. Sin embargo, el Gobierno de Pedro Sánchez ofreció a última hora de la tarde del mismo jueves una visión diametralmente opuesta del informe, al sostener que el "Consejo de Estado avala la actuación de España en relación a los políticos independentistas catalanes".

En febrero de 2020 una delegación de la Assamblea Nacional Catalana (ANC), con su presidenta, Elisenda Paluzie al frente, se reunió con el ponente de Derechos Humanos de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Boris Cilevics, y autor del informe sobre los políticos independentistas catalanes.

Una delegación de la ANC con el autor del informe del Consejo de Europa, Boris Cilevic / ANC

Según el comunicado que emitió entonces la ANC, Cilevics estudia la vulneración de los derechos políticos y "ha empezado investigando Turquía y el Estado Español porque son los países con más presos políticos".

Después de la publicación del informe, se han congratulado del éxito: "Ahora más que nunca nuestra labor internacional continúa".

Embajadas e instituciones europeas

Josep Rosiñol, presidente del Consejo Consultivo, explica a instancias de este medio que su intención es reunirse con "las embajadas de peso" y las instituciones comunitarias para explicarles que lo que pasa en Cataluña es "un problema entre catalanes".

Según revela de estos encuentros, como el de ayer con el embajador germano, "están alienados" con el constitucionalismo: "Quieren una España unida en Europa". Rosiñol afirma que la posición del Estado "se ha reforzado" entre la diplomacia y dirigentes europeos y que hay un "absoluto respeto" por España y su ordenamiento jurídico.

Ahora está trabajando en potenciar esta estrategia internacional, que debe funcionar como una especie de "networking" para compensar los medios que tiene desde el Govern desde la Consellería de Exteriores para seguir promocionando el procés.