La politización que está sufriendo el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB) ante sus nuevos comicios, el próximo 3 de junio, ha tumbado el único debate electoral que estaba organizado para este próximo jueves, y que se ha venido celebrando en cada contienda electoral.

Según afirman voces del ente a Vozpópuli, la negativa comunicada por la candidatura de la actual decana, Maria Eugènia Gay, a participar, según alega por "incompatibilidad de fechas", ha obligado a los organizadores, el Grupo de Abogacía Joven del ICAB (GAJ), a cancelar el evento pese a que ya había sido aprobado por el comité electoral. "La que más tenía a perder del debate entre todas las candidaturas era Gay", explica otra fuente del ICAB.

El hecho de que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) haya hecho campaña por la candidatura liderada por Gonçal Oliveros, quien, además, está en mejor situación para competir con la actual decana, ha tensionado los comicios y los ha "politizado" como si fueran una pugna entre independentistas y constitucionalistas, cuando históricamente las candidaturas siempre habían sido transversales.

"Dentro del ICAB está sentando muy mal la politización. Ninguna candidatura quiere tener etiquetas de si es conservadora, progresista o independentista", abunda esta fuente. Y es que las palabras del líder de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, durante el debate de investidura pidiendo el voto para Gay ha sido denunciada por Jaume Alonso-Cuevilllas, diputado de Junts y abogado de Carles Puigdemont.

El propio Alonso-Cuevillas, sin embargo, ha ofrecido entrevistas en medios especializados en derecho pidiendo "un cambio" al frente del organismo. "Los abogados queremos un ICAB que denuncie las injusticias y no un Colegio que sea servil con el poder", decía recientemente en una entrevista en el digital Economist & Jurist.

Aunque ninguna primera espada de ERC y Junts ha salido abiertamente a defender la lista de Oliveros y Anna Boza en la forma que lo ha hecho Carrizosa con la de Gay, Cuevillas ha visitado distintos despachos de Madrid y Barcelona para hacer proselitismo a favor de la candidatura contraria a la de Gay.

Asimismo, la ANC organizó un debate con Oliveros para promocionar esa lista y una de sus estrategias es acaparar todos los organismos e instituciones que todavía están fuera del control nacionalista. De la misma forma que hicieron en la Cámara de Comercio de Barcelona y como intentaron -sin éxito- en la segunda patronal catalana, Pimec. El ICAB, además, siempre ha sido percibido como "la joya de la Corona".

Tensiones en el ICAB desde 2017

Las tensiones en el ICAB se agudizaron durante el año más convulso del proceso independentista. En 2017, cuando se votaron las llamadas 'leyes de desconexión' y se celebró el referéndum ilegal del 1 de octubre, se "rompieron los equilibrios".

El ICAB es un organismo plural, con un equilibrio frágil entre distintas familias. Desde 2006 Jordi Pina, uno de los abogados de la defensa en el juicio del procés en el Tribunal Supremo, y Maria Eugènia Gay ostentaban respectivamente el cargo de vicedecano y decana.

La polarización en la sociedad catalana, sin embargo, no ha dejado indemne al ente. Y por primera vez no se celebrara el debate electoral para que los miembros del Colegio puedan elegir a la lista que más les convenza.