El Departamento de Salud administrará la vacuna de Moderna a los guardias civiles y policías nacionales destacados en Cataluña a partir del próximo lunes, han informado este jueves fuentes conocedoras de la organización de la inmunización.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ordenó a la Generalitat el pasado martes que en el plazo de 10 días garantizara la vacunación a los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en esta comunidad con la misma proporción que los Mossos d'Esquadra.

"En un plazo máximo de diez días la vacunación del colectivo aludido deberá haber alcanzado la misma proporción que en el Cuerpo de Mossos d’Esquadra", indicó la Justicia catalana. Además, "en un plazo máximo de dos días hábiles a contar desde la finalización del plazo de diez señalado anteriormente, el Department de Salut deberá informar a este Tribunal del estado de ejecución de la medida cautelar".

De esta forma, el TSJC dio la razón a la petición de los sindicatos de Guardia Civil y Policía Nacional Jucil y Jupol, que solicitaban que se dictaran medidas cautelares que ordenen al Departamento de Salud proseguir con la vacunación de los agentes de esos cuerpos.

Ambos sindicatos policiales presentaron un demanda en la que pedían al TSJC medidas cautelarísimas porque consideran que se ha frenado el proceso de vacunación de policías nacionales y guardias civiles, a diferencia del de Mossos d'Esquadra y Bomberos, lo que a su parecer vulnera el derecho fundamental "a la igualdad y la no discriminación".