El conseller de Interior en funciones, Miquel Sàmper, ha afirmado este domingo que el Procicat ya estudia aprobar la próxima semana la ampliación del horario de apertura del sector de la restauración si no empeora la evolución de la pandemia del coronavirus.

Sàmper ha hablado de esa posibilidad este domingo en sendas entrevistas en la emisora Catalunya Ràdio y la cadena de televisión 3/24, en las que ha reconocido, además, que el sector del ocio nocturno ha sido, de lejos, "el más perjudicado" por los cierres decretados para contener la pandemia.

El conseller ha explicado que las medidas de relajación que entran en vigor mañana tienen una vigencia de una semana y que estas y otras nuevas se volverán a analizar al cabo de siete días en función de la evolución de la pandemia.

Ampliación del horario

El Procicat, órgano de la Generalitat que decreta las medidas de restricción por el coronavirus, ya estudia la reclamación del sector de la restauración y del Ayuntamiento de Barcelona para ampliar su horario más allá de las cinco de la tarde, ha indicado el conseller.

"Se trabajará en las modificaciones que pueden haber. Si en este altiplano (que dibuja los datos de la pandemia) hay un ligero cambio a la baja, habrá alguna medida", ha asegurado.

El conseller ha incidido, no obstante, en que las medidas se adoptan para "no caer en los errores del pasado verano", cuando se acordaron decisiones "muy rápido", que llevaron "a dar un paso adelante y dos hacia atrás".

Sàmper ha adelantado que, en cualquier caso, cuando se permita la reapertura de la restauración por la noche será "en terraza, con ventilación exterior", y ha apuntado que en el medio plazo hay que "plantearse" mejoras en el interior de los locales.

Ha asegurado, en este sentido, que para garantizar la seguridad de los locales se debe dar un nivel mínimo de ventilación que, en estos momentos, por lo general, no se tiene, por lo que "hay que empezar" a pensar en "inversiones" en esa línea.

El conseller se ha mostrado optimista ante la posibilidad de que, llegado el otoño o el invierno, no se impida la apertura del interior de los locales de restauración por falta de buena ventilación gracias a la evolución de la pandemia.

"Tenemos la esperanza de no tener episodios bruscos", ha dicho el conseller por el efecto de la vacunación y la bajada de la mortalidad. "Esto irá a mejor, seguro", ha agregado, con la esperanza de que, hasta entonces, no llegue "una variante desconocida", "más agresiva".

Sàmper ha reconocido que el sector del ocio nocturno es "el más golpeado" por las restricciones por la pandemia, y se ha alegrado, en este sentido. de la prueba piloto en la que trabaja el sector y la administración para desarrollar de noche próximamente en cuatro locales de Sitges.