Terrorismo

La Guardia Civil atribuye a los CDR capacidad para hacer 15 tipos de explosivos

Los agentes hacen un listado de los artefactos que hubiesen podido confeccionar a partir de los materiales encontrados e incluyen la cloratita de ETA y la 'madre de Satán' de Estado Islámico

Imágenes tomadas por la Guardia Civil del laboratorio de los detenidos
Imágenes tomadas por la Guardia Civil del laboratorio de los detenidos

La Guardia Civil le atribuye a los presuntos terroristas de los CDR detenidos en septiembre la capacidad para confeccionar hasta 15 tipos de explosivos distintos en función de los materiales que les incautaron durante la investigación. Así lo explica el Instituto Armado en un informe que obra en el sumario de la operación Judas al que ha tenido acceso Vozpópuli

Entre las modalidades, incluyen la cloratita, usada por ETA en sus atentados, o el llamado madre de Satán, un compuesto altamente inestable que empleado por Estado Islámico en sus acciones. Los investigadores les hicieron un seguimiento exhaustivo, concretamente al llamado “núcleo productor” integrado por tres miembros del grupo.

Les siguieron hasta los establecimientos de productos químicos y buscaron en las bolsas que arrojaban a contenedores de basura tras 'cocinar' en sus laboratorios. Fruto de esas vigilancias detectaron la compra de hasta 34 sustancias y objetos susceptibles de ser empleados para hacer bombas caseras o artefactos incendiarios. 

Varias semanas antes de explotar la operación Judas redactaron este documento, que lleva la fecha del 2 de septiembre, para “exponer las síntesis caseras de explosivos que los investigados podrían estar llevando a cabo”. Nitrato de amonio, Termita, Nitroglicerina, ANFO… así hasta una quincena. De cada uno de ellos, los investigadores detallan los materiales necesarios para confeccionarlos y los efectos que generan. También recogen posibles usos alternativos en alguno de los casos como, por ejemplo, fertilizantes.

Cloratita

Otro de los explosivos al alcance de los CDR, según el informe, es el clorato de potasio. En este apartado, se recuerda que al mezclar este compuesto con azúcar y azufre resulta la cloratita. El documento admite que al menos en ese momento los investigados no disponían “de todos los precursores para obtener este clorato, se trata de sustancias muy accesibles en el mercado lícito, como la lejía y el cloruro potásico”.

En el marco de las pesquisas, la Guardia Civil incautó a los CDR un papel manuscrito en el que aparece la fórmula de la cloratita, según figura en otro informe más extenso realizado un día después. En un pie de página se indica que “debido a la facilidad de su producción ha sido utilizado por diversos grupos terroristas en múltiples ocasiones. ETA ha utilizado en numerosas ocasiones la cloratita en sus atentados”.

En la lista figura el TATP-Peróxido de acetona, también conocido como Madre de Satán. “Es una sustancia altamente explosiva que puede fabricarse con productos de uso doméstico”. Uno de los integrantes del “núcleo productor” Alexis Codinafue captado por las cámaras de los investigadores sacando unos recipientes que puso a secar al sol, los cuales contenían una sustancia negra. “Este procedimiento es coherente” con los pasos para confeccionar este explosivo a juicio de la Guardia Civil.

El informe llega a establecer un baremo sobre los tipos de explosivos que con más probabilidad podrían fabricar los CDR. El primero es la termita, un material abrasivo que los propios detenidos reconocieron haber trabajado cuando tuvieron que declarar ante el juez. La cloratita también figura en la escala de los “muy posibles” mientras que la Madre de Satán lo consideraban poco probable. 

La Guardia Civil llama la atención sobre el hecho de que ya tenían todos los materiales necesarios para confeccionarlo, pero “es una sustancia altamente inestable y en el presente informe se han tratado alternativas menos peligrosas”. La Madre de Satán es el explosivo que estaban manipulando los yihadistas de Barcelona y Cambrils cuando un error provocó la explosión de su base logística en Alcanar (Tarragona).

Goma2

También especularon con cuál podía ser su fuente de inspiración dado que ninguno de los sospechosos estaba relacionado directamente con el sector. La Guardia Civil apuntó a que su conocimiento a la hora de confeccionar los explosivos eran fuentes abiertas, es decir, instrucciones al alcance de cualquier ciudadano por ejemplo en Internet. En esa lógica que emplea el Instituto Armado, apuntan como posible fuentes de conocimiento “podrían estar basadas en manuales como el 'Manual de Cocina del anarquista'.

Vozpópuli informó tras los arrestos, que el grupo tenía además unas anotaciones con las fórmulas necesarias para fabricar Goma2, otro explosivo muy usado por grupos terroristas. Aparece el atestado remitido al juez. La Guardia Civil explica que “sobre una de las mesas próximas al 'laboratorio clandestino', que serviría de apoyo a la elaboración de la termita, se localizaron anotaciones manuscritas con fórmulas químicas y de descripción de procesos de diferentes compuestos explosivos como la Termita, la Goma 2 y explosivos plásticos”.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba