La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha comunicado este miércoles que suspende cautelarmente la vacunación contra la covid-19 con viales de AstraZeneca hasta conocer el informe de seguridad que elaborará la Agencia Europea del Medicamento, lo que afecta a varias vacunaciones masivas previstas en la región.

En un comunicado, la Consejería de Sanidad ha explicado que la medida se adopta "en aplicación del principio de precaución que ha de regir la gestión de alarmas y riesgos en cualquier medicamento".

Es una medida cautelar "a la espera de conocer el informe de seguridad que se prevé que elabore el Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, según sus siglas en inglés), que se reúne este miércoles, y de las decisiones que, en relación con este tema, puedan adoptarse próximamente por órganos ejecutivos de la Unión Europea y del Sistema Nacional de Salud".

Esta circunstancia afecta a las distintas vacunaciones masivas que estaban programadas en Castilla y León y que iban a utilizar, siguiendo lo establecido en la Estrategia Nacional de Vacunación frente a la covid-19, el suero elaborado por la compañía anglo sueca.

El Gobierno lo desautoriza

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado que las decisiones de qué vacunas, con que criterio sanitario, a que tramos de edad y calendario se administran "corresponden al Consejo Interterritorial de Salud y está decidido, no le corresponde a ninguna comunidad autónoma, a su manera de entender o a su fórmula política de confrontar".

Así lo ha afirmado esta mañana en Mérida en una rueda de prensa conjunta con el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y ha recogido EFE, tras asistir a una reunión del Consejo de Gobierno, preguntada sobre la decisión del Gobierno de Castilla y León de suspender cautelarmente la vacunación con AstraZeneca y de comunidades que estarían negociando la compra de nuevas vacunas.

Hay quien piensa que puede tomar decisiones que no garanticen la igualdad de todos los españoles", ha dicho Carmen Calvo.

"No está previsto que las comunidades autónomas ni nadie utilice criterios sanitarios o de carácter estrictamente técnico para hacer confrontación política a pesar de que algunos se empeñen", ha dicho Calvo, que ha añadido que "hay quien piensa que puede tomar decisiones que no garanticen la igualdad de todos los españoles".

La vicepresidenta ha considerado "ridículo" que una comunidad autónoma decida negociar "unilateralmente" asuntos relacionados con las vacunas cuando la propia Unión Europea defiende que los estados miembros no lo hagan "por su cuenta".

Por su parte, Fernández Vara ha propuesto que "si alguna comunidad quiere comprar vacunas por su cuenta que se salga de la alianza de vacunas y, por tanto, no disponga de las demás". 

Un responsable de la EMA confirma vínculo

El responsable de la estrategia de vacunas de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), Marco Cavaleri, ha afirmado este martes que hay un vínculo "claro" entre la vacunación con AstraZeneca y casos muy raros de trombos.

"En mi opinión ahora podemos decir que está claro que hay una asociación (de los trombos) con la vacuna. Sin embargo, todavía no sabemos qué causa esta reacción", asegura Cavaleri en una entrevista publicada hoy por el diario italiano "Il Messaggero".

"Ahora es cada vez más difícil decir que no existe una relación de causa y efecto entre la vacunación con AstraZeneca y casos muy raros de coágulos sanguíneos inusuales asociados con recuentos bajos de plaquetas", añade.

Tan solo un día después, la Unión Europea ha convocado de manera urgente a todos los ministros de Sanidad de los países miembros para evaluar la decisión que tome este mismo miércoles la EMA sobre este fármaco.