La Junta de Castilla y León ha levantado las medidas "excepcionalísimas" para frenar la pandemia de covid-19 que afectaban a 25 municipios de la comunidad autónoma.

La Consejería de Sanidad ha justificado este levantamiento en "la mejora de los indicadores epidemiológicos" en estas poblaciones lo que ha permitido a la autoridad sanitaria autonómica la adopción de esta decisión y que la media decaiga, tal y como informa Efe.

Las medidas "excepcionalísimas", como las definió la propia Junta de Castilla y León, se han aplicado a los municipios con incidencias acumuladas en siete días por encima de los 1.500 casos por 100.000 habitantes. Suponían, entre otras cosas, el cierre de la hostelería, incluidas las terrazas, o limitar a las seis de la tarde la apertura de los comercios.

Nivel 4 en Castilla y León

No obstante, la comunidad de Castilla y León permanece en el nivel 4 de alerta, el más grave, y con medidas excepcionales frente la covid-19, con las correspondientes medidas preventivas reforzadas, limitaciones de permanencia en grupos y aforos, cierre perimetral y toque de queda a las 20.00 horas.

La Junta de Castilla y León no ha prorrogado el régimen preventivo de medidas "excepcionalísimas", vigente hasta las 17.59 horas de mañana, pero que ahora ni se prórroga ni se actualiza con nuevos municipios.