El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha confirmado este miércoles que este domingo 9 de mayo, cuando finaliza el estado de alarma, se suprime el toque de queda decretado en la Comunidad entre las 22 y las 6 horas y el cierre perimetral de la Comunidad debido a la "negligencia" y al "abandono" del Gobierno central con las comunidades.

Mañueco, quien ha asistido a la presentación del proyecto de unidad satélite de radioterapia en Ávila, ha asegurado que a partir del próximo domingo no hará "dejación" de su "responsabilidad", como a su juicio ha hecho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuyo ejecutivo "no ha aprobado ninguna medida, ni ningún instrumento al servicio de las comunidades autónomas".

Alfonso Fernández Mañueco ha explicado que tras los sucesivos pronunciamientos judiciales, no existe "ningún tipo de viabilidad jurídica" en la adopción de medidas de cierre perimetral o toque de queda tras decaer el actual estado de alarma, ya que "no hay grieta jurídica en el armazón" jurídico.

Cierres perimetrales

"Por lo tanto, no tiene sentido que hagamos ninguna decisión en esta materia", ha explicado, respecto a la posibilidad de adoptar medidas en este sentido a partir del 9 de mayo. Y ello, teniendo en cuenta que el pasado mes de octubre el TSJCyL "dejó claro que estas decisiones" respecto del toque de queda o los cierres perimetrales "deben ser reguladas por ley orgánica y no hay ninguna ley orgánica en este sentido".

Ha aclarado que "lo único" que ha hecho el Ejecutivo central ha sido "posibilitar un cauce para recurrir al Tribunal Supremo, pero el 9 de mayo concluye el estado de alarma y comienza la recuperación económica en Castilla y León".

"El 9 de mayo, el gobierno Sánchez hace dejación su responsabilidad y yo no voy a hacer dejación de mi responsabilidad", ha insistido Fernández Mañueco, ante de acusar al presidente del Gobierno de haber "abandonado a las comunidades autónomas frente a la pandemia, sin ningún tipo de apoyo legislativo". Y ello, porque entiende que la decisión adoptada este pasado martes por el Gobierno "no da ningún apoyo, ningún instrumento jurídico nuevo", ya que se trata de "los que ya existían".

"El Gobierno de España no he hecho sus deberes", ha insistido el presidente de Castilla y León, ya que a su juicio "tenía que haber aprobado una legislación intermedia entre la legislación sanitaria ordinaria, que se ha visto superada por las circunstancias de la pandemia y una situación excepcional, como es el estado de alarma". Al respecto, ha recordado que fue una promesa que el Gobierno realizó a "comunidades autónomas a fuerzas políticas, también a distintos representantes sociales, pero eso no ha ocurrido".