El ministro de Universidades, Manuel Castells, acusó este viernes a los contrarios a los indultos de los políticos independentistas presos de preferir una “ocupación militar” de Cataluña o un “155 permanente”, por lo que apostó por el perdón de la pena como vía para “empezar a estabilizar el conflicto político en Cataluña.

Así se expresó durante una entrevista en Telemadrid, en la que también se refirió a las declaraciones del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, que aseguró que entendía los indultos.

“Lo más importante es tener conciencia de que sin indultos no puede empezar a negociar, normalizar y estabilizar el conflicto político que existe en Catalulña. Y si Cataluña no se estabiliza, España no se estabiliza. Porque si no, ¿qué es lo que habría que hacer?: ¿Un 155 permanente? ¿Ocupación militar de Cataluña, que es lo que algunos partidos políticos proponen? ¿Estar para siempre aumentando, agrandando la grieta que se ha creado entre catalanes y entre catalanes y españoles?”, cuestionó a quienes se oponen a los indultos.

"Hacer un reencuentro"

Su respuesta apuntó a otra dirección: “Hay que hacer un reencuentro, una reconciliación, y para esto hay que empezar, que no es todo, por los indultos. Y la mayor parte de la sociedad española, en realidad, lo entiende”.

Precisamente, en esta línea, Castells aseguró que no le ha sorprendido la posición de Garamendi, porque considera que él, como la CEOE y otros grandes empresarios españoles o extranjeros “tienen una idea muy clara: para los negocios lo importante es la estabilidad”.

“Es la derecha política, desde el 2006, que entendió que azuzar el nacionalismo español contra el nacionalismo catalán era una forma de poder llegar al poder que había perdido y que quería recuperar”, añadió el ministro catalán.