Caso Popular

Saracho reconoce que la ampliación de capital de Ron solo daba para cubrir deudas del Popular

El exdirector del banco ha asegurado en sede judicial que la operación realizada en 2016 por el expresidente Ángel Ron debió haber sido por 8.000 millones de euros y no por 2.500 millones; también ha dicho al juez que desconoce quién pudo haber realizado las filtraciones que aceleraron la quiebra del banco

El expresidente del Banco Popular Emilio Saracho a su llegada a la Audiencia Nacional
El expresidente del Banco Popular Emilio Saracho a su llegada a la Audiencia Nacional EFE

Emilio Saracho ha reconocido este miércoles a la Fiscalía Anticorrupción que la ampliación de capital del Banco Popular que se llevó a cabo en 2016 por Ángel Ron solo daba para cubrir las deudas, según han informado a Vozpópuli fuentes cercanas a la investigación. El expresidente de la entidad ha asegurado que la operación debió haberse realizado por 8.000 millones de euros y no por 2.500 millones. Pese a que esta afirmación perjudica directamente a Ron, fuentes presentes en la declaración han asegurado que ha sido "muy comedido en las acusaciones" contra su antecesor.

El economista ha sido citado a las 09.00 horas por el magistrado José Luis Calama Teixeira, a cargo de la instrucción del caso Popular. Ha llegado 10 minutos antes, en compañía de sus abogados, y no ha comparecido ante la presa. Es la primera vez que declara en sede judicial, aunque ya respondió a preguntas de los diputados de la comisión de investigación del Congreso en 2018. 

Aunque Saracho no estuvo al frente del Popular cuando se gestionó la ampliación de capital de 2016, la Fiscalía ha preguntado al banquero si tenía conocimiento de las cuentas cuando asumió el cargo, según fuentes cercanas al caso.

El Ministerio Público ha considerado probado, en su escrito de ordenación de querellas, que el Popular proporcionó a sus potenciales inversores "folletos de inversión e información de sus estados contables y financieros que no reflejaban la verdadera situación económica de la entidad". Según el fiscal, de haber reflejado la "imagen fiel" del banco, no se habría efectuado la inversión en los términos y condiciones que se dieron. 

Campaña de desprestigio

Este miércoles, la Fiscalía también ha intentado desvelar si Saracho encabezó la campaña de desprestigio que habría acelerado la quiebra del banco. En concreto, aquella que presuntamente se orquestó en 2017 y que, según detalla el escrito de ordenación de querellas presentado por el ministerio público, incluía "noticias que contenían datos o información falsa para hacer caer el valor de la cotización de sus acciones y obtener así importantes beneficios".

Saracho explica al juez Calama su llegada al Banco Popular.
Saracho explica al juez Calama su llegada al Banco Popular.
Vídeo

Al banquero se le investiga, específicamente, en la segunda pieza abierta del caso Popular, en la que se investigan las supuestas filtraciones de información para manipular el precio de la acción del banco. Saracho ha reconocido que debieron existir estas filtraciones, pero ha asegurado no se produjeron por su parte. Y ha asegurado que no sabe quién pudo haberlas realizado.

Interrogatorio exhaustivo

Saracho ha declarado durante cinco horas en la Audiencia Nacional. El primero en preguntar al expresidente ha sido el propio magistrado. Fuentes jurídicas han asegurado a este diario que Calama está siendo muy exhaustivo en su interrogatorio. Durante las dos primeras horas, el juez ha pedido a Saracho que detalle cómo fue su llegada al Popular, cómo fue la gestión día a día y qué conocimiento tenía de las necesidades de la entidad.

El banquero ha asegurado que le contactaron con anterioridad para que asumiera el cargo y que no era consciente de la situación real hasta que llegó a la entidad. Ha señalado, tal y como hizo en el Congreso, a Reyes Calderón, consejera independiente en la era de su antecesor, Ángel Ron.

Los exdirectivos del Popular (de izda. a dcha.) Ángel Ron, Emilio Saracho y Pedro Larena.
Los exdirectivos del Popular (de izda. a dcha.) Ángel Ron, Emilio Saracho y Pedro Larena. Banco Popular

"Yo no acepté su propuesta, me la hicieron el 2 de diciembre y el 2 de diciembre yo no estaba en disposición de hacerlo. ¿Por qué? Porque yo había tenido tres reuniones, una con la presidenta de la comisión de nombramientos, a la sazón la señora Reyes Calderón que, a través de, me contacta y me ofrecen la presidencia", señaló entonces ante la comisión de investigación. 

Saracho llegó a explicar en julio de 2018 en el Congreso que todo lo que hizo fue "lidiar con esa crisis galopante de la mejor manera". En aquella ocasión responsabilizó a Ron de la situación e hizo hincapié en que él solo podía "dar cuentas" de sus 108 días. Ahora, tendrá que aportar pruebas de sus acusaciones si quiere convencer al juez instructor y al fiscal de que no ha cometido hechos que pudieran ser constitutivos de un delito de manipulación del mercado.

A las 11.00 horas ha tenido lugar el primer receso de media hora de esta declaración que se espera se extienda hasta las 15 horas. Desde la acusación particular ejercida por Asufin se muestran optimistas ante los interrogatorios a los exdirectivos de la entidad. "Sus respectivos abogados tendrán que poner encima de la mesa documentación. Y luego, en los interrogatorios, no es lo mismo que te interrogue un diputado que -en el caso de Saracho- el abogado de Ron", ha señalado a VozpópuliPatricia Suárez.

Fuentes jurídicas recuerdan, sin embargo, que los banqueros tienen permitido mentir en sede judicial al estar citados en calidad de imputados. En este sentido, consideran que las declaraciones de los peritos ofrecerán más certezas sobre lo que sucedió en los últimos meses del Popular.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba