El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, quiere que su partido aglutine todo el voto del centro-derecha en las elecciones autonómicas de Madrid del 4-M y no ha tenido inconveniente en pedir el apoyo a los seguidores de Vox, aún a riesgo de que su formación no logre llegar a la mayoría absoluta en solitario como advierten algunos politólogos.

"Hay alternativa, y la ha habido siempre. El problema es que había que aglutinarla. Cuando vas a unas elecciones con tres partidos divididos contra uno, pierdes aunque tengas más votos", ha subrayado Casado en una entrevista en Telecinco.

"Si aglutinamos los esfuerzos en torno a unas solas siglas, como va a pasar en Madrid, como ha pasado en Galicia, como pasará en Andalucía que son las siguientes que se van a celebrar, pues podremos ganar a Sánchez para echarle de la Moncloa", ha insistido el líder de los 'populares'.

Casado ha subrayado que los votantes "no son de nadie" y ha apelado a que haya "una unión de votantes en torno a unas siglas, a un partido", en clara referencia al PP. En su opinión, lo que le preocupa a la gente en Madrid es que haya "seguridad ciudadana, una buena sanidad, una buena educación, que haya empleo, que no nos quiten la libertad para abrir una terraza". Y a renglón seguido ha propuesto resolver estos problemas "con independencia de qué ideología tiene el votante".

En democracia, ningún votante es patrimonio de ningún partido y cuando hay un proyecto bueno, muchas veces se aglutinan los votos"

"¿Le está pidiendo a la gente de Vox que vote al PP?", le ha inquirido Ana Rosa Quintana. "Por supuesto", ha respondido Casado. "La gente es libre de votar a quien quiera. En democracia, ningún votante es patrimonio de ningún partido y cuando hay un proyecto bueno, muchas veces se aglutinan los votos para mayorías suficientes y evitar que vengan los que están gobernando mal en España", ha hecho hincapié.

El líder del PP ha seguido cortejando a los votantes de la formación de Santiago Abascal, a los socialistas desencantados con Pedro Sánchez y a los centristas desilusionados con Ciudadanos. "Queremos llevarnos bien con todos los votantes que no quieren a Sánchez", ha insistido Casado.

Casado carga contra el multipartidismo

El presidente de los 'populares' ha insistido en que las encuestas apuntan a que el PP tendrá "una mayoría amplia para gobernar solos" después del 4-M. "Pido gobernar con las manos libres", ha apostillado en defensa de la mayoría absoluta para Ayuso.

Casado ha pedido "un proyecto sin estar todo el tiempo con obstáculos" con gobiernos de coalición. Tras ello, ha criticado la experiencia con Ciudadanos. "Los palos en las ruedas que nos hemos encontrado en algún gobierno autonómico, provincial o local es lo que ahora no nos podemos permitir", ha resaltado.

En este escenario, ha reclamado que "la casa común del centro derecha siempre ha sido el PP" y ha constatado que el multipartidismo ha sido "la peor noticia" que ha tenido la democracia española en diez años. "Ha sido un desastre. Ha habido más inestabilidad, peores cifras de empleo, más poder para los nacionalistas e independentistas", ha dejado claro.