El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha asegurado este viernes que quiere seguir el ejemplo del partido griego de centroderecha Nueva Democracia para unir todo ese espacio en torno al PP y poder desalojar del Palacio de la Moncloa en las próximas elecciones generales a un Gobierno "radical" que, a su juicio, es "incapaz" de dar respuestas a los problemas de los ciudadanos.

Así se ha pronunciado Casado en la presentación de la conferencia por vía telemátca del primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, organizada por NEF Online de Nueva Economía Forum, en el que también ha participado el secretario general del PPE, Tono López-Istúriz.

Tras el gobierno del partido de Syriza de Alexis Tsipras, Casado ha señalado que Mitsotakis "eligió ser alternativa y ganar con moderación y con propuestas", afrontaron la "irrupción de la ultraderecha", primero con Amanecer Dorado hasta su ilegalización, y luego con el partido Solución Griega, que "ahora comparte con Vox grupo parlamentario en el Parlamento Europeo".

Mayoría absoluta

Según ha recalcado, en ese "complejo escenario" mantuvo las dificultades y en junio de 2019 "consiguió la mayoría absoluta", ya que "venció la pinza de un Gobierno radical de izquierda y del extremismo populista de la derecha" agrupando en torno a Nueva Democracia "a todos los moderados y centristas".

"Esa hoja de ruta es la misma que debe inspirar la política en España: unir a todo el espacio de centro para ser una alternativa ganadora a un Gobierno radical que es incapaz de dar propuestas a los problemas de la sociedad y solo se ocupa de crear fracturas para ocupar su incompetencia en la gestión", ha afirmado Casado, que ha dicho al primer ministro griego que "pronto" tendrá a "otro colega del PP sentado en el Consejo Europeo".