El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, escenificaron este jueves su reconciliación tras las polémicas palabras del segundo en las que avaló la utilidad de los indultos a los políticos del 'procés' justo en la víspera de la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez.

Ambos compartieron debate en el curso de verano de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) para autónomos y emprendedores. "Lo primero, querido Pablo, presidente del Partido Popular y buen amigo", ha enfatizado Garamendi al tomar la palabra y reconocer que "normalmente" no le gusta hablar en público, sino leer.

"Vamos a seguir trabajando por nuestro país con tres sentidos que siempre decimos: independencia, sentido de Estado y lealtad institucional", ha enumerado el presidente de los empresarios después de la encerrona que sufrió Casado en Barcelona en las jornadas del Círculo de Economía.

"Defendemos la Constitución, el Estado de Derecho, la ley... el imperio de la ley, la Monarquía parlamentaria. Lo decimos siempre pero creo que hay que seguir diciéndolo", ha proseguido Garamendi antes de reiterar que la CEOE va a continuar "en esa línea de colaboración y de participación" que les confiere el artículo 7 de la Constitución como agente social.

Garamendi desea a Casado "lo mejor"

El líder de los empresarios ha insistido en que la lealtad institucional es "clave" y ha aprovechado sus últimas palabras para dirigirse directamente a Casado. "Decirle al presidente del PP que cuente con nuestra participación y colaboración. Sabe que siempre tenemos una actitud y una línea de confianza muy importante, que vamos a seguir teniéndola y que le deseo al PP lo mejor", ha hecho hincapié.

A renglón seguido, ha dejado claro que el principal partido de la oposición es "clave" en el entramado institucional y que la propia Constitución también dice que la "alternancia" en el poder "es buena cuando toque", despertando murmullos entre varios de los invitados. "Siempre es un lujo acompañarte, Pablo", ha concluido Garamendi.

Casado ha iniciado su intervención agradeciéndole la labor que la CEOE está haciendo en defensa de los empresarios en este contexto de crisis, pero luego se ha centrado en las críticas económicas al Gobierno de Sánchez.