El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado que su partido "siempre" defenderá los intereses de España "en el exterior", pero ha advertido que genera "desconfianza" en los socios europeos los incumplimientos en materia de déficit.

Así, ha reclamado al Gobierno "prestigio, solvencia y credibilidad" para que Europa se fíe "de nosotros" y ha defendido que la negociación que se está llevando a cabo en Bruselas debe generar "creación de empleo" y no solo "deuda" para "hijos y nietos".

Casado se ha referido así, a la cumbre del Consejo Europeo que comenzó ayer en Bruselas y ante la negociación del fondo de reconstrucción.

Durante su intervención en el XV Congreso del PP de la provincia de Alicante que este sábado se ha celebrado en el Aditorio de la Diputación de Alicante (ADDA), en el que ha salido elegido como presidente Carlos Mazón, Casado ha comprometido su "respaldo" a España en las "más difíciles negociaciones", pero ha exigido al Gobierno "prestigio, solvencia y credibilidad" para que Europa se fíe "de nosotros".

"Sánchez no puede lavarse las manos ante los rebrotes"

Además, el líder del Partido Popular ha advertido que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "no puede lavarse las manos" ante los brotes de casos de coronavirus que se están dando en los últimos días, y ha pedido medidas que eviten "cierres prolongados de la sociedad" que puedan afectar a la economía.

El presidente del PP ha hecho estas manifestaciones durante su intervención en la clausura del decimoquinto congreso provincial de su partido en Alicante, el primero que se celebra en España desde que se inició la pandemia, donde además ha señalado que el Gobierno "tiene la obligación de coordinar, dirigir y amparar" a toda la población.

Por ello, ha pedido "responsabilidad" y ha acusado al Ministerio de Sanidad de “pasividad” a la hora de emitir protocolos de prevención sanitaria, frente a las órdenes dictadas por "Andalucía, Murcia y, ahora, la Generalitat Valenciana" para convertir en obligatorio el uso de mascarillas.