Una de las principales hipótesis que ahora mismo manejan los investigadores es que el autor de la amenaza a la ministra Reyes Maroto -una carta con una navaja en su interior- hubiera enviado más misivas a otros destinatarios. Por el momento se estudian otros paquetes remitidos a la embajada turca y otro que llegó a un diputado de Bildu con características similares. El autor de la amenaza a la ministra de Industria fue identificado este lunes como un vecino de El Escorial diagnosticado de esquizofrenia.

La recepción de cartas con amenazas se ha convertido en el asunto central en la campaña electoral de las elecciones madrileñas del 4-M. Tras los paquetes con balas dirigidos a Fernando Grande-Marlaska, María Gámez y Pablo Iglesias, Interior informó este lunes de que Reyes Maroto, que integraría el equipo de gobierno de Ángel Gabilondo en caso de una hipotética victoria socialista en los comicios, había recibido otro sobre con una navaja "aparentemente ensangrentada". El episodio desencadenó una airada reacción política y a las pocas horas la Policía identificó al autor, que había escrito su nombre en el remitente.

El mismo autor estaría detrás del envío de otra misiva que, como informa eldiario.es, ha sido interceptada este martes por Correos remitida a la Embajada turca en España y dirigida al primer ministro del país, Recep Tayyip Erdoğan. El sobre se depositó en el mismo lugar de El Escorial y guardaría ciertos paralelismos con el interceptado en el ministerio de Industria. La Policía espera la orden judicial para abrirlo y analizar su contenido.

Otra carta como la de Maroto

No es el único caso. Este mismo lunes, el diputado de EH Bildu Jon Iñarritu desveló a través de su cuenta de Twitter que el pasado 11 de marzo recibió otro sobre con una misiva extraña en su interior. La caligrafía es idéntica a la que figura en el sobre dirigido a Reyes Maroto y, en este caso, se envió al Congreso de los Diputados. "A mí no me envió una navaja, sino una película de Agatha Christie y varias hojas escritas que no he conseguido descifrar", señalaba Iñarritu.

Según fuentes de Interior consultadas por este diario, el caso de Reyes Maroto está judicializado en el Juzgado de Instrucción 13 de Plaza de Castilla. La Policía tomará declaración al vecino de El Escorial diagnosticado de esquizofrenia acompañado de un familiar.

La seguridad

Como contaba Vozpópuli este martes, voces policiales critican la "excesiva publicidad" que se hace a estas cartas. Por un lado, consideran que puede provocar un "efecto llamada" y que surjan imitadores que envíen misivas similares. Por otro, porque podría entorpecer una investigación y dificultar el rastreo del autor.

Por el momento, la Secretaría de Estado de Seguridad analiza los dispositivos de protección dirigidos a las personas que han recibido las cartas. En caso de concluir que las amenazas constituyen un riesgo real, redoblarían la seguridad sobre ellos. Hasta ahora no se ha logrado dar con el autor de las amenazas dirigidas al ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska, al dirigente de Podemos Pablo Iglesias y a la directora de la Guardia Civil María Gámez.