Tribunales

Lea las cartas íntegras de Corinna Larsen a la Casa del Rey

Aquí puede consultar dos misivas enviadas en marzo de 2019 por el abogado de la ex amiga íntima de Juan Carlos I a Felipe VI

Corinna Larsen, examiga del rey Juan Carlos.
Corinna Larsen, examiga del rey Juan Carlos. europa press

Primera carta, de 5 de marzo de 2019

Escribimos en nombre de nuestra cliente, la señora Corinna Larsen, para llamar la atención de Sus Majestades sobre hechos importantes y para abrir un canal confidencial de comunicación con la Casa del Rey y sus representantes legales.

La intención de nuestra cliente es alcanzar de buena fe y poner fin a la campaña de difamación e intimidación que ha sufrido durante los últimos siete años a manos del rey emérito Juan Carlos I de España y el general Félix Sanz Roldán, director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Ella también tiene la intención de establecer un contacto. En consecuencia, después de siete años de intentar llegar a una resolución sin participar en acciones formales, legales u otras acciones públicas, esta carta es el último intento de nuestro cliente de transmitir su oferta de colaboración sobre este tema con su institución. Le pedimos que confirme que ha recibido la misma antes del cierre del lunes 11 de marzo, indicando si usted u otro representante de la Casa de Rey está autorizado para entablar conversaciones de buena fe sobre este asunto con nuestra cliente o sus representantes.

La señora Larsen es víctima de una campaña de desprestigio que se lleva a cabo mediante la fabricación y colocación de cientos de artículos de noticias falsas en los medios españoles y que se repite en la prensa internacional. En 2012, el general Sanz Roldán, tal y como admitió a nuestra cliente, filtró deliberadamente los detalles del viaje del rey emérito a Botsuana a la prensa, poniendo en marcha una vorágine de medios que causó daños graves a nuestro cliente, el rey emérito y la Monarquía. La campaña de difamación, desde entonces, ha continuado y se ha intensificado.

Aunque la campaña parece haberse llevado a cabo con la intención de utilizar a nuestra cliente como un chivo expiatorio por una mala conducta llevada a cabo por el rey emérito y las personas cercanas o pertenecientes a la Familia Real, esta ha erosionado la reputación del rey emérito y la Casa del Rey.

El general Sanz Roldán ha informado a nuestra cliente, tanto oralmente como por escrito, de que ha actuado siguiendo instrucciones y con el pleno conocimiento del rey emérito. Sin embargo, surgen serias preguntas sobre si el general ha excedido los límites de sus instrucciones y sobre las motivaciones detrás de sus ataques.

Corinna aseguró en una carta en 2019 que el emérito le pidió que le devolviera los 65 millones
Corinna aseguró en una carta en 2019 que el emérito le pidió que le devolviera los 65 millones Europa Press

Sin embargo, es indudable que, a raíz de esta campaña en curso, nuestra cliente ha sufrido daños irreparables en sus negocios y su reputación. Estos artículos difamatorios y ficticios también han provocado investigaciones criminales en Suiza en las que el rey emérito ahora está implicado.

Los siguientes asuntos financieros son ejemplos de las innumerables acusaciones falsas que se han dirigido contra nuestra cliente:

Lucum

En 2012, nuestra cliente recibió del rey emérito una cartera bancaria totalmente invertida en el banco Mirabaud en Ginebra en una fundación llamada Lucum. Los beneficiarios de esta fundación son el rey emérito, Su Majestad el Rey Felipe VI y la Infanta Leonor. Este regalo no fue solicitado y presentado como irrevocable. El representante legal suizo del rey emérito Dante Canonica explicó a nuestra cliente que los fondos tuvieron su origen en un obsequio al rey emérito del difunto Rey Abdullah de Arabia Saudí en 2008. Estos hechos están documentados.

En 2014, el rey emérito exigió que nuestra cliente devolviera esos fondos. Cuando, siguiendo el consejo de un abogado suizo, nuestra cliente se negó a hacerlo para evitar posibles acusaciones de mala conducta financiera, el rey emérito acusó falsamente a nuestra cliente de haber robado activos.

Las declaraciones y acusaciones difamatorias del rey emérito en este caso se hicieron a los clientes de nuestra cliente, socios comerciales y jefes de Estado extranjeros, así como a la familia extendida y sus niños, que se han visto particularmente angustiados por esta campaña de desprestigio.

AVE

Han aparecido decenas de artículos de noticias falsas en los medios de comunicación españoles acusando a nuestra cliente de recibir una gran comisión de AVE a La Meca. Como bien sabe el rey emérito, nuestra cliente no participó en este acuerdo de ninguna manera.

Ferrari

En 2011, su Alteza el jeque Mohammed bin Zayed Al Nahayan, el príncipe heredero de Abu Dabi, regaló un Ferrari al rey emérito y otro a su hijo Felipe, el entonces Príncipe de Asturias. Los artículos de noticias falsas aparecieron en los medios españoles acusando falsamente a nuestro cliente de ser el destinatario de estos autos. La Casa del Rey tácitamente implicó a nuestra cliente al no aclarar deliberadamente la verdadera posición con respecto a este regalo cuando surgieron preguntas sobre su origen.

Nóos

Miembros de la Casa Real implicaron a nuestra cliente en el escándalo de Nóos, que aparecería para proteger a Su Alteza Real la Infanta Cristina. A pesar de las garantías del rey emérito y del ex jefe de la Casa del Rey, el señor Rafael Spottorno, de que el nombre de nuestro cliente sería borrado de la investigación de Nóos, tanto el señor Iñaki Urdangarin como el secretario privado de la Infanta y el señor Carlos García Revenga, en todos los aspectos, deliberadamente no lograron dejar las cosas claras durante sus comparecencias en el juzgado en febrero de 2013, creando así la falsa impresión de que nuestra cliente estuvo involucrada en delitos financieros relevantes. En 2013, el juez que investiga el caso Nóos se negó con razón a llamar a nuestra cliente como testigo a pesar de varias solicitudes de un asociado del señor Urdangarin, el señor Diego Torres.

Supremo confirma que Diego Torres, a su llegada a la Audiencia Nacional
Supremo confirma que Diego Torres, a su llegada a la Audiencia Nacional Europa Press

Hasta ahora, nuestra cliente ha soportado estos ataques sin responder sustancialmente, debido a su respeto por la institución de la Monarquía. Ella permanece abierta a encontrar una solución común. Sin embargo, las acciones del rey emérito y el general Sanz Roldán no solo han creado condiciones en las que se ve obligada a defenderse públicamente, sino también una crisis de seguridad personal para ella.

Acoso e intimidación

El general Sanz Roldán ha amenazado a nuestra cliente y a su familia tanto en persona como a través de una operación encubierta en 2012, ordenada por el rey emérito, en la cual la casa y la oficina de nuestra cliente en Mónaco fueron ocupadas por guardias armados de la compañía de seguridad monegasca ALGIZ. Nuestra cliente tiene grabaciones que demuestran el hecho de que su ocupación fue coordinada por el general Sanz Roldán, con confirmación escrita de que estaba actuando siguiendo las instrucciones del rey emérito con el pretexto de "proteger" a nuestra cliente.

El verdadero propósito de la operación, (más tarde se hizo evidente), era eliminar cualquier documento en poder de nuestra cliente que pudiera tener el efecto o implicar al antiguo Rey de España y los miembros de la Familia Real en una mala conducta financiera. Tras el robo de una serie de documentos privados y personales, a través de esta invasión ilegal de la privacidad de nuestra cliente, el general Sanz Roldán envió a nuestra cliente un correo electrónico en junio de 2012 en el que amenazaba con que "cualquier filtración de este tipo de información podría tener un efecto devastador para la institución [Monarquía] y su imagen". El correo electrónico amenazante del general Sanz Roldán indica que ya se había formulado una estrategia difamatoria para destruir la reputación de nuestra cliente. Sin embargo, su referencia al efecto "devastador" que cualquier filtración tendría en la institución de la Monarquía sugiere que estaba actuando según su criterio y que no estaba alineado con los intereses de la Monarquía española.

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán.
El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán. EFE

Luego, el general Sanz Roldán promovió en 2012 una reunión personal con nuestra cliente en el Hotel Connaught en Londres, por orden del rey emérito. Estas no fueron las únicas amenazas que ha hecho a nuestra cliente. La máxima prioridad de ella ha sido y sigue siendo poner fin a estas amenazas.

El rey emérito también se ha dirigido a los dos hijos de nuestros clientes. Los ha incluido como miembros en varios chats grupales en internet donde ha enviado repetidamente comentarios falsos, despectivos y abusivos sobre su madre. El rey emérito continúa haciendo comentarios falsos y alentadores sobre nuestra cliente a su hijo.

Y todavía continúa otra actividad hostil de inteligencia y vigilancia contra nuestra cliente, sus asesores y sus propiedades. Un informe de un exfuncionario del gobierno británico que registró los ataques concluyó que "no había duda de que el CNI había estado atacando activamente a la cliente y sus asesores en una campaña de intimidación y acoso. Es muy probable ... que esto haya sido en gran medida llevado a cabo utilizando contratistas privados, para que las medidas activas no sean llevadas a cabo por funcionarios del gobierno español".

La participación del jefe del CNI, aparentemente siguiendo instrucciones de su predecesor como jefe de la Casa del Rey, en una operación no autorizada en el extranjero, conlleva graves consecuencias diplomáticas y de reputación. La Policía británica, la secretaria privada de Su Majestad la Reina Isabel II, la Oficina de Asuntos Exteriores y de Comercio, el Servicio de Seguridad y el Servicio de Inteligencia Secreta han sido informados sobre el acoso en curso y son conscientes de que las amenazas emanan del CNI. El Servicio de Seguridad advirtió al Jefe de la estación del CNI en la Embajada de España en Londres que estas operaciones deberían cesar.

Las grabaciones de Villarejo

En junio de 2015 nuestra cliente se reunió con Juan Villalonga (un amigo personal cercano en ese momento) que trajo con él y presentó a José Manuel Villarejo. La reunión se organizó con el pretexto de ofrecerle a nuestra cliente una potencial solución a las campañas de difamación y acoso que estaba sufriendo. La conversación grabada de forma ilícita por Villarejo se realizó sin el conocimiento o consentimiento de nuestra cliente. De fuentes públicas entendemos que su Majestad la Reina Letizia también ha sido víctima de un engaño similar. El señor Villarejo, que afronta cargos en España, ha solicitado que nuestro cliente testifique en su defensa, y desde entonces ha afirmado que estaba actuando por orden del general Sanz Roldán.

Las investigaciones suizas

La campaña de noticias falsas en la prensa y, en particular, la falsa implicación de nuestra cliente en el caso Nóos provocó, como era de esperar, una investigación penal en Suiza sobre los asuntos financieros del rey emérito y en las transacciones comerciales de nuestros clientes. Las oficinas de Dante Canonica, el asesor legal del rey emérito, y Arturo Fasana, su asesor financiero, fueron registradas el año pasado. Se incautó una gran cantidad de documentos relacionados con Lucum y otra estructura financiera, la fundación Zagatka, que es administrada oficialmente por don Álvaro de Orleans-Borbón. Aunque esa investigación sigue siendo confidencial, se ha instigado otra campaña de noticias falsas con respecto a ella que busca implicar falsamente a nuestra cliente en irregularidades. La investigación suiza está en curso: nuestra cliente ya ha testificado en relación con estos asuntos y continuará cooperando con las autoridades suizas.

Un enfoque diplomático

Nuestra cliente hizo varios intentos de abrir canales confidenciales a través de la asesoría legal de Su Majestad el Rey, y a través de don Álvaro de Orleans-Borbón, para llamar la atención de la Familia Real, no solo sobre la naturaleza de la campaña maliciosa contra nuestra cliente, sino también por el riesgo de de que pueda afectar a la propia Monarquía. A la luz del fracaso reiterado de estas iniciativas, nuestra cliente confió a un ex embajador británico de gran reputación, el señor James Watt, para que hiciera un acercamiento confidencial en persona al embajador español en Londres, don Carlos Bastarreche. Lo hizo el 19 de septiembre de 2018, explicando la importancia del asunto y solicitando al embajador que permitiera la apertura de canales de comunicación con usted y con la Oficina del Primer Ministro. La respuesta del embajador fue no comprometerse y cerrar la reunión. Sería sorprendente que, de hecho, no hubiera informado sobre esta gestión, o que lo hubiera hecho de manera incomprensible. Cualquiera que sea el caso, nuestra cliente no ha recibido respuesta a su propuesta.

Felipe VI y Juan Carlos I en un acto público en 2018.
Felipe VI y Juan Carlos I en un acto público en 2018.

La señora Larsen ha sufrido en silencio durante siete años mientras su reputación, profesionalismo, vida personal y familiar ha sido atacada. No ha tratado de defenderse en los medios de comunicación, ya que no desea exponerse a sí misma ni a sus hijos a una mayor publicidad.

Nuestra cliente cree firmemente que sus intereses y los de la Familia Real están alineados, y que cada parte puede ayudar a la otra mediante el intercambio de información pertinente, tomando medidas concertadas para contrarrestar las falsedades y para manejar lo que seguramente se convertirá en algo todavía más público de lo que ya es, a la luz de los desarrollos judiciales en Ginebra. Ella, ya sea en persona o por medio de sus asesores, está preparada para discutir cómo proceder.

Le agradeceremos que confirme el recibo de la carta antes del lunes 11 de marzo, indicando si usted u otro representante de la Casa del Rey está autorizado para entablar conversaciones sobre este asunto con nuestra cliente o sus representantes.

Despacho de abogados: Kobre & Kim (UK) LLP

Segunda carta, de 18 de marzo de 2019

Escribimos en nombre de nuestra cliente, la señora Corinna Larsen, y como continuación de nuestra carta de 5 de marzo de 2019, en la que solicitamos que un representante legal de SM el Rey Felipe VI contactara con nosotros para discutir los asuntos que planteamos en esa misiva. Nuestro propósito es repetir esa solicitud por escrito y dar cuenta de una visita realizada por el rey emérito a nuestra cliente el 16 de marzo de 2019.

La visita, promovida por el rey emérito, tuvo lugar en la residencia de nuestra cliente en Londres. También estuvo presente el príncipe HSH Alexander Larsen, quien participó en la discusión, habiendo estudiado en detalle los archivos legales y de hechos relevantes.

Nuestra cliente puso en contacto de forma telefónica al rey emérito con su jefe de prensa, que le indicó que los artículos difamatorios que seguían publicándose en los medios han generado un interés significativo entre los periodistas de investigación.

Nuestra cliente dejó claro que los asuntos descritos en nuestra carta del 5 de marzo de 2019 están siendo analizados ahora a través de procesos formales que requieren la plena participación del rey Felipe.

En consecuencia, nuestra cliente quiere dejar claro que su única petición en este punto es poder contactar, sin más demora, con un representante legal de SM el Rey Felipe.

Nuestra cliente también recomendó a su Majestad que los asesores de comunicación mantuvieran una reunión, puesto que el rey emérito expresó una considerable preocupación por el aspecto mediático de la presente situación. Es inaceptable la oferta realizada por el rey emérito de enviar sus propios representantes legales y de comunicación.

Por la misma razón, nuestra cliente nos ha indicado que le informemos [a la Casa del Rey] de que sería totalmente inaceptable cualquier implicación por parte del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en este proceso. 

Ella desea dejar constancia de que, según su propio jefe de seguridad, la persona que acompañó al rey emérito a su casa no era su secretario privado, como se había dicho, sino un agente del CNI. Si fuera cierta la participación encubierta en esta reunión de un agente del CNI, esto representaría de forma clara un incumplimiento de la buena fe en la que nuestra cliente aceptó esta reunión.

Durante la reunión, el Príncipe Alejandro también aprovechó la oportunidad para relatar al rey emérito el devastador daño que la hostil campaña ha causado a su familia y la perturbación que ha sufrido en su vida escolar. Como resultado de la campaña de mentiras y difamación emprendida contra nuestra cliente por el director del CNI, con pleno conocimiento y aliento del rey emérito, el príncipe Alejandro fue intimidado tanto en 2012 que tuvo que ser abandonar la escuela.

Este episodio está completamente documentado. Para que podamos proceder a resolver estos asuntos formalmente, le solicitamos que confirme que ha recibido esta carta antes del final del jueves 21 de marzo, indicando si usted u otro representante de la Casa del Rey está autorizado a participar con nuestra cliente y sus representantes en reuniones sobre este asunto.

Por favor, dirija su respuesta a R. R.

Tenga en cuenta que realizaremos controles de identidad a cualquier persona que se presente a hablar en nombre de la Casa del Rey, para confirmar que realmente representan a Su Majestad el Rey Felipe y no a una agencia del Gobierno español o cualquier otra persona.

Hemos enviado copias de esta carta a José Manuel Zuleta y Alejandro, secretario de Su Majestad la Reina Letizia.

Esperamos su respuesta para esa fecha. Si no se recibe, nuestra cliente ejercerá en su totalidad su derecho a defenderse.

Atentamente,

Despacho de abogados: Kobre & Kim (UK) LLP

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba