El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Generalitat, Carlos Carrizosa, ha dicho este lunes que la formación naranja solo pactará un Govern en el que puedan estar y que, como son un partido de centro, pueden pactar tanto a la izquierda como a la derecha: "Me sentaría con el diablo para echar a los independentistas".

En una entrevista en la Cope, recogida por Europa Press, ha dicho que Cs no quiere dar un apoyo a un gobierno externamente, sino estar en el Govern: "Pactaré un gobierno en el que pueda estar Cs". Vozpópuli ya adelantó la semana pasada que la formación de Inés Arrimadas no descarta ofrecer al PSC de Salvador Illa un tripartito de centro-izquierda con En Comù Podem si los partidos independentistas no llegan a los 68 escaños, la barrera de la mayoría absoluta.

Sobre la jornada electoral del 14F, Carrizosa ha dicho que "el independentismo sabe que el radicalismo sí que irá a votar", por lo que ha animado a los votantes constitucionalistas a movilizarse porque, en su opinión, son más numéricamente.

El candidato ha advertido de que, a su juicio, hay un problema de desafección en el electorado hacia la política, así como el miedo a la pandemia, "que está provocando que haya un 36% de indecisos y una bolsa grande de personas que no han decidido si ir a votar".

Desincentivar la participación

Carrizosa ha acusado, concretamente, a medios catalanes de animar a los ciudadanos a que presenten objeciones para no formar parte de las mesas electorales: "Todos los mensajes que desde el independentismo se lanzan son para desincentivar la participación y para sembrar el miedo; si ganan lo darán por bueno y si pierden deslegitimarán el resultado".

Ha considerado que "ahora podría llegar el momento del constitucionalismo", debido a la gestión hecha por el Govern de la pandemia y la economía, por lo que cree que el independentismo solo podría ganar con una alta abstención, según él.

Por último, Carrizosa ha criticado los incidentes en actos de campaña de Vox de este fin de semana: "A mí me han pegado, me han escupido, me han tirado cerveza... Estos que se llaman antifascistas son lo más totalitario que hay".