España

La cárcel de Soto del Real se queda sin mujeres después de 25 años

El módulo de la prisión madrileña en el que estaban internas será habilitado como aislamiento para reclusos contagiados o sospechosos de coronavirus

Una ambulancia espera en la entrada de acceso de la cárcel de Soto del Real (Madrid).
Una ambulancia espera en la entrada de acceso de la cárcel de Soto del Real (Madrid). Europa Press

Después de 25 años abierta, la emblemática cárcel madrileña de Soto del Realse ha quedado este fin de semana sin mujeres, al ser trasladadas a otras prisiones las 21 presas que estaban internas en el módulo, que ahora será habilitado como aislamiento para reclusos contagiados o sospechosos de covid.

La decisión que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias dio a conocer este viernes de cerrar el módulo de mujeres se estudiaba desde hace tiempo, no solamente porque 21 eran muy pocas reclusas para ocupar un módulo que tiene capacidad para 140 internos, sino también porque no es una situación idónea para las propias presas convivir con un número tan reducido.

Sin embargo, ha sido la crisis sanitaria del coronavirus la que ha acelerado la decisión de vaciar el módulo de mujeres para contar con más espacios de aislamiento ante posibles casos de covid, según aseguran a Efe fuentes penitenciarias, que reiteran que no es definitivo el cierre del módulo y que, normalizada la situación, se podría volver a abrir esta dependencia.

Las 21 internas que cumplían condena en este módulo ya han sido trasladadas a otras cárceles. En concreto, a Brieva (Ávila) y a las prisiones madrileñas de Meco Mujeres y Estremera.

En el módulo de mujeres de Soto del Real ingresó Rosalía Iglesias, mujer del extestorero del PP Luis Bárcenas, en mayo de 2018, si bien apenas estuvo 24 horas, ya que abonó la fianza de 200.000 euros que le impuso la Audiencia Nacional para eludir la cárcel.

Ahora que el Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia del caso Gürtel y ha ratificado la prisión para Rosalía Iglesias (12 años y 11 meses frente a los 15 años le impuso la Audiencia), deberá ingresar en un centro penitenciario que no será Soto, en el que sí cumplirá condena su marido.

25 años después la cárcel madrileña, con más de 1.100 celdas disponibles, se quedará sin mujeres. Desde su inauguración en 1995 contó con reclusas y hasta con guardería para los hijos de las presas hasta que sus bebés cumplieran tres años y que permaneció abierta hasta 2011.

400 mujeres en 1997

Soto del Real llegó a tener a cerca de 400 mujeres en 1997, un cifra que, aunque llamativa, se atribuye a que entonces solo estaba disponible la cárcel de mujeres de Meco y aún no se habían inaugurado los módulos de mujeres en otras cárceles como en Estremera.

Porque, según recuerdan a Efe fuentes penitenciarias, la población reclusa femenina se mantiene históricamente en torno al 7%.

En agosto, última estadística mensual disponible, cumplían prisión 4.029 mujeres, lo que supone el 7,2% de los 51.557 reclusos en las cárceles dependientes de la administración central, es decir, todas excepto las de Cataluña. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba