Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el 'pequeño Nicolás', ha sido condenado a tres años de cárcel por haberse hecho pasar por un cargo relacionado con la Vicepresidencia del Gobierno y la Casa Real en su viaje a Ribadeo (Lugo) para reunirse con el presidente de Alsa en agosto de 2014.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la sección decimoséptima de la Audiencia Provincial de Madrid le condena a nueve meses de cárcel como autor de un delito de usurpación de funciones públicas con la atenuante analógica de anomalía psíquica y dilaciones indebidas, y a otros dos años y tres meses de prisión por un delito de cohecho activo, en el que concurren las mismas atenuantes.

A la vez, ha resultado absuelto de los delito de falsedad y de malversación de caudales públicos de los que también le acusaba la Fiscalía, que pedía para él siete años de cárcel.

Sentirse "poderoso"

En su declaración en el juicio, el 'pequeño Nicolás' explicó que no pretendía hacerse pasar por una autoridad sino que solo fingió ser una persona importante para sentirse "poderoso".