El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha denegado la pretensión del Gobierno regional de mantener el toque de queda y la limitación de entrada y salida de personas en las islas que se encuentran en los niveles de alerta 3 y 4.

Asimismo la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC ha establecido, además, que no procede la limitación a la permanencia de personas en lugares de culto y solo autoriza la medida referente a limitar el número máximo de personas no convivientes en encuentros familiares y sociales en espacios de uso público y privado cerrados o al aire libre.

Tras conocerse la decisión del TSJC, el Gobierno canario ha hecho público en un comunicado su intención de presentar un recurso en el que ya está trabajando.

Tras un primer análisis, el Gobierno liderado por Ángel Víctor Torres ha interpretado que las medidas antiCOVID publicadas este viernes en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) pueden seguir teniendo vigencia debido a que el auto no es firme y por tanto su contenido puede ser revisado por el Supremo.

Si no fuera así, la administración autonómica ha matizado que adoptaría de inmediato las decisiones que en ese caso fueran procedentes.

Por su parte, el Gobierno de Canarias espera que el TS adopte una línea común tras autos de distinta índole en varias comunidades autónomas, puesto que en algunas de ellas se ratificaron medidas similares a la canaria como el toque de queda.

Finalmente, el Ejecutivo regional valora, no obstante, que el auto del TSJC dé conformidad legal a algunas medidas, entre ellas las relacionadas con la limitación del número máximo de personas no convivientes.