La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha afirmado que los indultos para los líderes independentistas encarcelados por el 1-O "están cerca", y ha añadido que entiende que parte de la ciudadanía sea reticente a esta medida "cuando la oposición conservadora lanza una batalla irracional".

"El PP debe asumir su parte de responsabilidad y decidir qué va a aportar. ¿Solo volver a Colón con los herederos del franquismo?", ha criticado Calvo en una entrevista para La Vanguardia publicada este domingo y recogida por Europa Press, en referencia a la manifestación convocada este domingo en Madrid en contra de los indultos.

Ha asegurado que los indultos, que "no tienen ritmo electoral ni están atados a ningún calendario político, y sí serán una decisión de mucho calado político", se tramitarán de manera inmediata cuando estén preparados los expedientes individualizados.

Para ella, esta medida facilitará "normalizar las relaciones institucionales, parar la tremenda confrontación provocada por el independentismo y la derecha española y estabilizar la situación".

Preguntada por una eventual revisión del delito de sedición en el Código Penal para rebajar las penas, ha detallado que ahora mismo el Gobierno no lo tiene "en lo alto de la mesa", pero que se hará a lo largo de esta legislatura.

Puigdemont no podría ser indultado

Sin embargo, ha avisado de que el expresidente de la Generalitat y líder de Junts, Carles Puigdemont, "no rindió cuentas ante la justicia española, y esa es una diferencia muy importante", por lo que él no tiene delante la posibilidad de ser indultado.

Preguntada por qué temas se abordarán en la mesa de diálogo entre Generalitat y Gobierno, ha defendido que el Ejecutivo central actuará dentro de la legalidad constitucional y ha apostado por el diálogo porque "la situación en Cataluña dio un giro en las últimas elecciones que conviene escuchar".