La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha considerado este jueves como "una fantasía más" de ERC pretender junto con otros partidos que el rey Felipe VI comparezca en el Congreso para informar de la situación de su padre y de otras cuestiones que atañen a la monarquía.

Calvo ha descartado de esta forma que tenga algún futuro la petición realizada por ERC junto a EH-Bildu, JuntsxCat, la CUP, BNG, PDeCAT, Compromís y Más País para que el rey comparezca ante la Cámara Baja e informe de la regularización fiscal de don Juan Carlos y de la vacunación en Abu Dabi de las infantas Elena y Cristina.

"El rey es una figura neutral"

En declaraciones a los periodistas antes de presidir en la sede de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) un acto sobre memoria democrática, la vicepresidenta primera ha subrayado que el rey no puede ni debe comparecer en el Congreso ya que sería inconstitucional que lo hiciera. "El rey es una figura neutral políticamente, símbolo de la unidad del Estado y, así lo dice la Constitución, tiene garantizada la inviolabilidad", ha añadido.

En consecuencia, ha calificado esa pretensión de "una fantasía más de ERC, que tiene que entender -ha añadido- que el marco constitucional no se puede saltar nunca, y tampoco con semejante petición".

Calvo ha hecho hincapié en que el rey no es que no quiera, sino que no puede comparecer en el Congreso.

Sí ha reconocido que se está ante una situación no deseable y "totalmente reprochable" respecto a lo que se está conociendo del rey emérito, pero ha insistido en que se trata de un exjefe del Estado que no tiene en la actualidad ningún cometido institucional ni público.