AUDIO / 'Caso Dina'

Calvente ante el juez: "No han dicho la verdad, han ocultado que las capturas las hizo Dina"

El ex abogado de Podemos confesó en la Audiencia Nacional que el partido le "ocultó datos importantes" al juez para salvar a los directivos de la formación

Pablo Iglesias y José Manuel Calvente.
Pablo Iglesias y José Manuel Calvente.

El exabogado de Podemos José Manuel Calvente declaró el pasado jueves en la Audiencia Nacional ante el juez del caso Villarejo. Fue citado para dar cuenta del plan que presuntamente urdió la dirección de la formación morada para presentarse como víctima de las cloacas policiales tras el robo del móvil de la exasistenta de Pablo Iglesias, Dina Bousselham. Calvente dijo que el partido le confirmó que Iglesias y Bousselham le habían "ocultado datos importantes al juez" en su declaración en el Juzgado como que había sido la propia exasistenta de Podemos la que hizo los pantallazos que acabaron en la prensa. "Ya sabes cómo funciona esto", le contestaron cuando pidió explicaciones. 

"Cuando me entero del contenido de la declaración (en marzo de 2019), veo que han mentido, no han dicho toda la verdad, han ocultado que las capturas las hizo Dina. Han ocultado datos importantes. Llamo y digo: ¿pero que está pasando aquí esto es una patraña. Y me confiesan: 'bueno, no seas tonto, ya sabes cómo funciona esto'", dijo el letrado en sus más de tres horas de testimonio a las que ha tenido acceso Vozpópuli.  

Calvente fue cesado del partido meses después, en diciembre de ese año. Su salida provocó una crisis interna ya que se produjo en el momento en el que investigaba presuntas irregularidades internas del partido. Desde Podemos le acusaron de abuso sexual a una compañera, una acusación archivada meses después por la Justicia.

En su declaración ante el juez se remitió a una reunión mantenida el 27 de julio de 2016 en la que la jefa del Equipo Legal, Gloria Elizo, les dijo que lo que se había filtrado del móvil de Dina en OK Diario procedía de los pantallazos que había enviado la exasistenta de Igeslias, Dina Bousselham. También apuntó en su declaración que el móvil se lo robaron en noviembre de 2015 y no se difundió hasta julio de 2016 pese a que en diciembre de 2015 había unas elecciones generales.

"Barajamos todas las posibilidades yo llegué a pensar que había sido el CNI", dijo Calvente, quien también admitió que se pensó que podía ser un caso de "despecho". Pero insistió en que todas las hipótesis se les caían y le llevó a pensar que era una filtración. Sin embargo, al final Gloria Elizo dijo que le iban a decir a Dina que ampliase la denuncia sin la filtración para no implicar a los miembros del chat como posibles filtradores y a la propia Dina. "Los miembros del equipo le decían: 'nos estamos equivocando. Esto se va a volver en contra de nosotros'", añadió.  

"Si lo que tenía OK Diario era una sustracción, lo hubiese publicado antes de las elecciones de diciembre de 2015", insistió Calvente destacando que el móvil se lo habían robado en noviembre de 2015. "Cuando escuché a Iglesias decir que desde el primer momento pensó que habían sido las cloacas me di cuenta de que era un montaje (...) una compañera dijo que estaba segura de que no estaban ni Cosidó ni Fernández Díaz porque salieron cuatro tonterías en comparación con lo que podría haber salido, que eso no lo digo yo, lo dijo Iglesias", añadió.

En otro momento del interrogatorio, comentó que lo que le explicaron es que se creó "un comité de crisis entre Irene [Montero], Iglesias, Juanma del Olmo y Rafa Mayoral para gestionar todo esto del caso Villarejo y a partir de ahí se diseña toda esta estrategia; que es muy sencilla: vamos a utilizar el caso Villarejo en beneficio político“. 

En el inicio de su interrogatorio, el abogado de Pablo Iglesias trató de cortar la declaración alegando que estaba incumpliendo el secreto profesional al revelar datos de los que tuvo conocimiento en su condición de abogado del partido. El juez no atendió a esta reclamación. Por su parte Calvente recordó que Iglesias nunca había sido su cliente. 

Su interrogatorio se produjo después de que trascendieran en la prensa diversos chats de los abogados de Podemos de hace cuatro años en los que Calvente alertaba de que no tendría recorrido en los tribunales presentar el robo del móvil de la asistente de Iglesias como un plan de las cloacas. “No hay caso”, decía en julio de 2016 en uno de esos comentarios internos publicados por El Mundo. Esta postura la refrendó la semana pasada ante el juez.

Para entonces, el medio OK Diario ya había publicado el contenido de ese teléfono, robado meses antes en un IKEA de Alcorcón. Lo que se difundió en la prensa era información comprometedora contra el partido y contra Pablo Iglesias como el chat en el que el ahora vicepresidente dedicaba comentarios soeces hacia la presentadora de Televisión, Mariló Montero. 

El partido ya venía de sufrir otras campañas de desprestigio a partir de investigaciones policiales como el informe PISA sobre una supuesta financiación ilegal de Podemos o la existencia de un presunto dinero en las Islas Granadinas. Estas pesquisas no merecieron la atención de ningún juez, pero tuvieron difusión en la prensa. En el caso del móvil de Dina, el abogado Calvente defendía que se debía a una filtración y que la publicación del contenido del móvil había sido una filtración interna.

Lo que en ese momento no sabían los abogados de Podemos es que tiempo después se encontraría en los registros al excomisario Villarejo una copia de la tarjeta del móvil robado de Dina Bousselham, la exasistenta de Podemos. Ese hallazgo mereció que el juez de la Audiencia Nacional abriese una pieza separada dentro del macrocaso Villarejo. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba