De Cádiz a Santiago de Compostela, pasando por la noche preelectoral en Madrid, van sumándose los casos en los que el líder de Más País, Íñigo Errejón, se ha visto presuntamente implicado o señalado en reyertas nocturnas. En Más Madrid, la matriz madrileña de Más País, descalifican la acusación de un vecino madrileño de más de 60 años y recién operado que acudió a la Policía y denunció haber sufrido un golpe en el estomago por parte de Errejón. El líder del partido habla de acusaciones "falsas", aunque entre sus filas aumenta el temor a que salgan vídeos y que esto se convierta en “otro caso Cifuentes”.

Según la denuncia de un vecino de Madrid, Errejón le golpeó sobre las once de la noche para alejarle mientras le pedía una foto juntos. El afectado andaba acompañado por un amigo y por otro testigo que parece estar dispuesto a declarar. El agredido denunció los hechos en una comisaría poco después de la presunta reyerta. Errejón iba acompañado por un grupo de amigos. Después del choque, se generó un pequeño caos, que han captado las cámaras de vigilancias del centro de Madrid.

La cuestión de las grabaciones es, según varias fuentes, esencial para decantar el caso, al menos en su dimensión política. Hasta Juan Carlos Monedero, cuya animadversión hacia el exnúmero dos de Podemos es conocida, le ha defendido afirmando que se trata de mentiras. No obstante, tanto en Podemos como en Más País todos admiten que si salen imágenes comprometedoras para Errejón “se ha acabado”.

Todo dependerá de las imágenes, resumen las fuentes consultadas. “Depende de cómo se haya producido”, reclaman. Si hubo “acoso” al líder de Más País y de ahí un “tumulto”, será más difícil culpar a Errejón de agresión. Si, en cambio, se revela veraz la versión del denunciante, será complicado para el político aguantar.

Problema por otra foto en Santiago

No es la primera vez que el actual portavoz de Más País ha sido implicado o señalado por participar, presuntamente, en otras reyertas nocturnas. Ocurrió por ejemplo en julio de 2018, cuando su nombre se asoció a otra pelea, y otra vez por una foto. En ese caso, según las informaciones que trascendieron en la prensa local, Errejón salía de madrugada de un bar del casco antiguo de Santiago de Compostela cuando una pareja se le acercó para pedirle grabar una instantánea juntos. Él se negó e inició un enfrentamiento.   

El Correo Gallego recogió en su información que la otra parte grabó la salida del bar de Errejón con su móvil, y después de que el todavía dirigente de Podemos se alejara, sus amigos volvieron para, supuestamente, tirar el móvil de esta persona al suelo. Los afectados explicaron su versión a la Policía Local, aunque no llegaron a presentar una denuncia a la Policía Nacional. La versión que transmitieron desde el sector de Errejón fue que el líder de la sección de análisis y estrategia de Podemos salió del bar tras recibir varios insultos, y que fueron perseguidos por los otros.

Choque en un pub de Cádiz

Algo parecido ocurrió en Cádiz, un año antes, durante los cursos de verano de la Universidad de Podemos. Al igual que en Galicia, donde Errejón había acudido para apadrinar la graduación de la promoción 2014-2018 de Ciencias Políticas de la USC, el por aquel entonces dirigente morado aprovechó la estancia en Andalucía para ir de copas. Y también esta vez, según varios testigos del partido consultados por Vozpópuli, hubo enfrentamiento con otros jóvenes y algo parecido a otra reyerta en un pub de la ciudad andaluza.

Se desconoce si en este caso como los anteriores la mecha estalló por una foto. Lo que sí varias fuentes confirman es que al actual líder de Más País ha sido asociado a casos similares por las noches y cerca de locales de consumo de bebidas alcohólicas. De ahí, sugieren algunos, el posible calentón de la noche prelectoral madrileña, así como en las gallegas y andaluzas de los años anteriores.

En el trasfondo no faltan las teorías que apuntan a los movimientos tanto en Podemos como en Más País para obligar a Errejón a alejarse de la primera línea política. Como adelantó en exclusiva Vozpópuli, Podemos ha abierto un debate interno en el que están involucradas Ione Belarra (es decir, Irene Montero y lo que queda del pablismo) y Yolanda Díaz, para buscar una entente con Más País, pero solo si Errejón no forma parte de la ecuación.

Algunos creen que la polémica puede facilitar la salida de escena de Errejón. Y que de esa “nueva etapa” ya sin fundadores del partido morado cristalice un nuevo sujeto político, inspirado en los verdes europeos pero sin perder el “espíritu” reivindicativo de Podemos, y que sirva a Pedro Sánchez de muleta para “sustituir” al partido morado ya sin Iglesias y con una Irene Montero muy debilitada.