El proceso de recuperación en Madrid tras el paso de la borrasca Filomena ha dado paso a una nueva brecha política entre gobierno regional y central, esta vez a costa del despliegue militar en la Comunidad. Dicho enfrentamiento se basa en si la decisión de pasar al nivel 1 de alerta supone el repliegue de la Unidad Militar de Emergencias (UME); así lo considera Moncloa, pero el equipo autonómico niega la mayor. Todo ello a través de comunicados públicos y mensajes en redes sociales.

El punto de partida de las discrepancias se fija en las 10.30 de la mañana de este lunes. Es en ese momento cuando la Comunidad de Madrid comunica que se pasa al nivel 1 de alerta. La Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 también lo hace público a través de las redes sociales.

"Tras la reunión del comité de seguimiento del plan de inclemencias invernales se ha tomado la decisión de pasar a nivel 1, de manera que la Comunidad Autónoma de Madrid seguirá apoyando a los ayuntamientos y seguirá trabajando con los servicios propios en el mantenimiento de la seguridad", señala su director, Carlos Novillo.

A partir de ahí llegan las discrepancias entre ambas partes, que se hacen públicas a través de redes sociales y de comunicados. Según la SER, el gobierno regional comunica al central la renuncia de la ayuda de la UME. El propio Carlos Novillo desmiente categóricamente tal afirmación:

Enrique López, consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, se manifiesta en este mismo sentido.

Pero desde el Gobierno central discrepan de esta versión y el Ministerio del Interior lanza un comunicado en el que asevera que el paso al nivel 1 implica automáticamente la retirada de la UME. "La Comunidad de Madrid, en el ámbito de sus competencias, ha decidido en la mañana de este lunes desescalar su Plan de Emergencias, pasando del nivel 2 al nivel 1 de alerta. Esto supone que la Comunidad de Madrid decide no utilizar los medios del estado, incluidos los de la Unidad Militar de Emergencias, para los trabajos de recuperación tras el temporal y la ola de frío".

El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska afirma que la decisión de la Comunidad de Madrid "es vinculante" para todos los ayuntamientos de la región: "La Comunidad de Madrid ha comunicado de forma oficial a la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, que a su vez se lo ha comunicado al Ministerio de Defensa a los efectos oportunos".