Tres grupos que trabajan para la memoria del terrorismo se pusieron de acuerdo. La Fundación Buesa, Gogoan y Elkarbizi pactaron un texto que reclama, entre otras cosas, el final de los ongi etorri a etarras que salen de prisión. Su documento se está votando ahora en los ayuntamientos vascos. Y allí cuenta con el respaldo de todos salvo de EH Bildu. La coalición abertzale no cambia en esta delicada materia que entronca con el famoso relato sobre qué fue el terrorismo de ETA.

Los tres grupos citados unieron fuerzas para presentar el texto "los victimarios en el espacio público". Luego se lo transmitieron a Eudel (asociación de municipios vascos), donde se decidió llevar el documento en forma de moción a todos y cada uno de los ayuntamientos de la comunidad autónoma. Ahí, en los debates de las principales ciudades vascas, es donde ha surgido la controversia por la negativa de Bildu a respaldarlo.

El manifiesto, que puede consultarse aquí, reclama "poner fin a los homenajes públicos a los presos de ETA", también pide que "los ayuntamientos garanticen que los espacios públicos de sus municipios
sean un ámbito de convivencia, sin mensajes que idealicen a los miembros de ETA, y que no estén tomados por la iconografía de los presos de ETA" y, por último, reclama que "se constituyan foros municipales para impulsar espacios y murales locales destinados a reforzar los valores de la memoria democrática, la convivencia y la deslegitimación de la violencia".

Bildu habla de "Vox y PP"

Pese a los hechos descritos, esta misma semana el diputado de EH Bildu en el Parlamento vasco Julen Arzuaga publicaba un vídeo en las redes sociales donde acusaba a PNV y PSE de utilizar este asunto para "erosionar" a la coalición abertzale y responsabilizaba a "Vox y PP" de "traer estas iniciativas a las instituciones". Joseba Eceolaza, uno de los autores del texto de marras, respondía al bildutarra para explicarle en un hilo de Twitter la realidad sobre el documento.

La explicación no ha surtido efecto. Bildu no va a sumarse a esta iniciativa que cuenta con el apoyo del resto de formaciones del País Vasco. En palabras del propio Arzuaga, los recibimientos a reclusos de ETA son "actos humanos" y "muestras de cariño" de los vecinos a un "convecino/a". En ese contexto, el pasado viernes se debatió la moción sobre el fin de los ongi etorri en el Ayuntamiento de Vitoria, donde los bildutarras fueron los únicos que no respaldaron el documento citado.

La Fundación Buesa afea a Bildu que "de poco vale acudir por la mañana a actos en memoria y recuerdo a las víctimas del terrorismo, lanzando mensajes de empatía, si por la tarde se participa en actos de apoyo a quienes, como decía Fernando Buesa, mataron o ayudaron a matar"

En el pleno intervino Eduardo Mateo, de la Fundación Buesa, quien afeó a Bildu "la enorme incoherencia en al defensa que hacen de los derechos humanos, porque exigen contundencia en contra de los GAL, las torturas o el franquismo, pero esa vara de medir no vale para las víctimas de ETA". Añadió que "desde nuestras entidades defendemos con la misma firmeza la dignidad de las víctimas de todas estas situaciones".

Mateo defendió que "la memoria de las víctimas y la deslegitimación de sus victimaros son las dos caras de la misma moneda" y concluyó que "de poco vale acudir por la mañana a actos en memoria y recuerdo a las víctimas del terrorismo, lanzando mensajes de empatía, si por la tarde se participa en actos de apoyo a quienes, como decía Fernando Buesa, mataron o ayudaron a matar, a extorsionar o a explosionar bombas; no es coherente ni decente".