El Ayuntamiento de Bilbao ha activado ya las reducciones y bonificaciones extraordinarias de tasas e impuestos para ayudar a los sectores más afectados por la crisis del coronavirus, como la hostelería y el comercio, con las que las arcas municipales dejarán de ingresar dos millones de euros y que incluyen la exención total del canon de terrazas en 2021.

Esta exclusión del pago de la tasa de terrazas, la de mayor alcance de estas medidas, supondrá un menor ingreso para el Ayuntamiento de 950.000 euros, según ha informado este jueves el Consistorio.

Además, está libre del pago de cuota anual la tasa por utilización del escaparates, vitrinas o toldos (231.000 euros menos para las arcas municipales) y la tasa por uso de licencia de Autotaxi, cuyo presupuesto asciende a 21.000 euros.

Junto a estas exenciones, habrá una reducción del 95% durante tres trimestres de la tasa por recogida de basuras en actividades de hostelería-restauración y hospedaje.

En la Tasa por la Prestación de Servicios por Actividades e Instalaciones y Apertura y Establecimiento de Locales habrá una reducción de un 30%.

Además, en la Tasa por la Prestación de Servicios por Actividades e Instalaciones y Apertura y Establecimiento de Locales habrá una reducción de un 30%, siempre que la tasa se devengue en 2021.

Plan de Bilbao

Todas estas medidas están incluidas en el Plan Bilbao Aurrera 2021, consensuado por todos los grupos del Ayuntamiento para hacer frente este año a la crisis.