El servicio de bicicletas implantado por Ana Botella en Madrid, BiciMAD, está siendo un quebradero de cabeza para el nuevo Ejecutivo. Desde que arrancara, este servicio ha sufrido actos vandálicos en más de mil bicicletas, según ha informado este miércoles el director general de Medio Ambiente del Ayuntamiento, José Antonio Díaz Lázaro, en la comisión del ramo, en la que se ha detallado que las pérdidas al mes para la empresa adjudicataria alcanzan los 300.000 euros.

La adjudicataria ha puesto en servicio mil bicis nuevas en septiembre pero aún no han llegado a la cifra deseada y presupuestada de 2.028

Lázaro ha dado cuenta de la reunión mantenida el pasado viernes con la adjudicataria, que les aseguró que, sin la ayuda del Ayuntamiento, se ven amenazados por la posibilidad de entrar en un concurso de acreedores, según recoge Europa Press.

La adjudicataria ha puesto en servicio mil bicis nuevas en septiembre pero aún no han llegado a la cifra deseada y presupuestada de 2.028. Desde el área de Medio Ambiente han detallado que la media de usos diarios supera los 14.000. Se cuenta ya con más de 55.000 abonados anuales y 28.000 ocasionales. A la empresa adjudicataria se le ha detraído en el último trimestre el cien por cien del 20 por ciento que le corresponde por no cumplir los indicadores.

Desde el área han señalado que la valoración que hacen del servicio es "en general positiva" aunque eso no quita que no sean conscientes de "la falta de bicis, el déficit del funcionamiento o su estado". Díaz Lázaro también ha apuntado que la adjudicataria ha aumentado el personal en su taller de reparación. La misma empresa trabaja en una mejora con respecto al GPS para poder localizar las bicis.