El extesorero del PP Luis Bárcenas ha elegido la semana que viene para disfrutar de su primer permiso penitenciario fuera de prisión, según informan a Vozpópuli fuentes penitenciarias. En concreto, saldrá de la cárcel de Soto del Real entre los días 4 y 10 de abril, después de que la Fiscalía anticorrupción renunciase a recurrir la autorización que le otorgó la Audiencia Nacional.

Será la primera vez que Bárcenas pise la calle -sin contar sus visitas a los juzgados- desde que en mayo de 2018 fuese condenado a 33 años y cuatro meses de cárcel por su implicación en la Época I de Gürtel (1999-2005). Luego el Tribunal Supremo rebajó esa pena a 29 años y un mes en una sentencia emitida en octubre del año pasado en la que también imponía casi 13 años de prisión para su mujer Rosalía Iglesias, actualmente en la prisión de mujeres de Alcalá Meco.

El 17 de marzo, el Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional que dirige José Luis Castro le otorgó un total de 12 días de permiso fuera de la prisión en dos permisos de seis días cada uno. Esa decisión la adoptó con el criterio a favor de los especialistas de la cárcel pero con la oposición inicial de la Fiscalía. El ministerio público consideró que era prematuro y durante demasiados días, pero luego renunció a la posibilidad de recurrir para que la Audiencia Nacional los revocara. 

Derecho a pedir 36 días al año

Bárcenas se encuentra clasificado en el segundo grado penitenciario y ya ha cumplido un cuarto del tiempo máximo que tiene que permanecer en la cárcel. El cálculo fijado por los jueces que le condenaron se estableció en 12 años. Se fija en función del triple de la pena del delito más grave al que fue condenado. El extesorero del PP ya pasó dos periodos en prisión provisional hasta que el Tribunal Supremo hizo firme su condena. El primero fue desde julio de 2013 a enero de 2015 y el segundo desde de la primavera de 2018 hasta el fallo definitivo del alto tribunal el pasado octubre.

Cuando se cumplen esos requisitos, todo recluso tiene derecho a solicitar hasta 36 días al año de permiso, nunca en tramos superiores a los siete días seguidos. Una vez que los jueces dan el visto bueno, es el preso el que escoge los días a disfrutar y el calendario. Las fuentes consultadas confirman que las autoridades de Prisiones ya han dado el visto bueno a los días escogidos por el interno y han informado de ello a la Audiencia Nacional.

El tiempo que Bárcenas pasó en libertad provisional sin protagonizar incidentes es uno de los factores positivos que tuvo en cuenta el juez para otorgarle el permiso. También la evolución positiva o el arraigo familiar, principalmente de su hijo. Bárcenas escribió hace meses un texto en el que mostraba su arrepentimiento. Además, fue sometido a un estudio psicológico en la cárcel que arrojó que asumía la responsabilidad de sus delitos, aunque considera desproporcionada su condena.  

Las cuentas pendientes de Bárcenas

Bárcenas sigue teniendo cuentas pendientes con la Justicia. En la actualidad está siendo juzgado en la Audiencia Nacional por la caja B del PP. La Fiscalía pide para él otros cinco años de cárcel. En febrero trascendió que había remitido un escrito al ministerio público manifestando su voluntad de colaborar con la Justicia. Con ese paso, detonaba el pacto de no agresión que había mantenido con su antiguo partido durante años. Según expuso, el detonante fue ver a su mujer entrar en la cárcel pese a las promesas que le hicieron desde el PP de que eso nunca sucedería. 

Bárcenas acusaba a Rajoy de estar al tanto de la financiación irregular del PP o la existencia de un audio en el que se escucha a su antecesor en la tesorería del partido hablar de cómo repartía sobres con dinero, también para el expresidente del Gobierno. La Fiscalía reaccionó con escepticismo a este movimiento y le instó a presentar pruebas, algo que de momento no ha hecho.