El extesorero del PP Luis Bárcenas declaró el miércoles durante dos horas en la Audiencia Nacional ante el juez que investiga la trama Púnica. En el marco de su interrogatorio como testigo dijo al juez que tenía varias cajas con documentación sobre su expartido y que las guardaba una tercera persona a la que no identificó. Fuentes de su entorno precisan ahora a Vozpópuli que en realidad no puede garantizar que esas cajas sigan existiendo y que está tratando de localizarlas.

Bárcenas lanzó el aviso al PP durante su segunda declaración desde que se ofreció a colaborar con la Justicia y detonó el pacto de no agresión que durante años mantuvo con los populares. Esperaba que las gestiones del partido evitasen la entrada en prisión de su mujer Rosalía Iglesias. Ahora se autodefine como un ingenuo ya que su esposa ingresó en la cárcel una vez el Supremo confirmó su condena por el caso Gürtel

Fuentes de su entorno citadas por La Sexta precisaron que las cajas las precintó Bárcenas, pero se las quedó otra persona muy próxima al extesorero, quien desconoce si todavía las sigue guardando. Este periódico ha confirmado este extremo. No puede garantizar que pueda llegar a recuperarlas

Los investigadores no tienen constancia

Según fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio del miércoles, Bárcenas apuntó a que esas cajas con documentos tendrían interés para la causa sobre la caja B del PP que investiga el juez Santiago Pedraz en el Juzgado central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. Las fuentes consultadas por este periódico confirman que todavía no se ha hecho un ofrecimiento formal de ellas a los investigadores.  En el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional no consta. La agencia Europa Press informa de que ese desconocimiento incluye también a la Fiscalía Anticorrupción.

No es la primera vez que Bárcenas se refiere a documentación o a pruebas comprometedoras para el PP que en realidad no obran en su poder. En el escrito que remitió a la Fiscalía anticorrupción ofreciendo su colaboración en todas las causas actualmente en investigación se refería a una grabación de su antecesor en el cargo de tesorero popular, Álvaro Lapuerta, admitiendo el reparto de sobresueldos de dinero negro, también al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy. 

Sin embargo, en la primera sesión del juicio que ha vuelto a sentar a Bárcenas en el banquillo por la financiación irregular del PP, su nuevo abogado, Gustavo Galán, admitió un "déficit" de material probatorio debido a la operación Kitchen. Se refiere al plan parapolicial presuntamente organizado por el Ministerio del Interior para arrebatarle a Bárcenas información comprometedora del PP de espaldas a la Justicia. 

El abogado de Luis Bárcenas, Gustavo Galán / Europa Press 8/2/2021

Para acreditar la grabación de Lapuerta -ya fallecido- sobre los sobresueldos, pidió al tribunal poder citar como testigos a varios periodistas que en sus informaciones -alguna de hace ocho años- dijeron haberla oído. El abogado del extesorero admitió no tener una copia.  El propio Bárcenas tachó en el pasado de "invenciones" las informaciones de uno de los periodistas a los que ahora pretende citar.

Galán, ha anunciado este jueves que ejercitará acciones judiciales contra la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre por las declaraciones en las que ésta le atribuye tanto a él como a su cliente el "diseño de estrategias procesales con inducción a prestar falsos testimonios" en el caso 'Púnica'.

Se refiere al letrado a las manifestaciones en las que la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre ha reaccionado sobre lo dicho por Bárcenas, que la ha acusado en sede judicial de recibir un sobre con 60.000 euros de una constructora para financiar una de sus campañas electorales.