La primera sesión del juicio que sentaba de nuevo en el banquillo a Luis Bárcenas sirvió al menos para conocer que el contenido de la misteriosa grabación de su antecesor, Álvaro Lapuerta, lleva ocho años en las hemerotecas. Ese audio era la principal novedad que incluía el escrito con el que el extesorero del PP irrumpió la semana pasada detonando su pacto con el partido y anunciando una nueva voluntad de colaborar con la Justicia. Sin embargo, la primera intervención de su abogado ha enfriado las expectativas.

Bárcenas comunicaba a la Fiscalía en su escrito la existencia de una grabación en la que se escuchaba al tesorero del PP hasta 2008, Álvaro Lapuerta, confirmar el pago de sobresueldos en metálico a dirigentes del PP, entre ellos el expresidente Mariano Rajoy. Bárcenas se limitaba a confirmar que él había oído la grabación, pero no ofrecía más detalles. Ni siquiera identificaba al autor de la grabación o si el audio todavía existe.  Decía reservarse para el momento oportuno.

Ha sido este lunes. El abogado ha desvelado que esa persona es es el periodista Francisco Mercado, exredactor de investigación de El País, que ya publicó el contenido de esa conversación el 19 de enero de 2013: “Álvaro Lapuerta, manifestaba que existían ciertos pagos cierta manera de funcionamiento dentro de lo que era aquel PP y esa información se recogió, se transcribió en un artículo de Francisco Mercado que es el que realizó esa grabación con la intención de tener los datos para realizar el correspondiente artículo”.

El letrado Gustavo Galán dio a entender que no van a aportar la grabación, sino el artículo de El País. Defiende la validez de la prueba porque esa noticia le costó al medio una demanda de protección al honor por considerar que la información era falsa y, sin embargo, la demanda fue desestimada en los tribunales. “Por tanto, esta parte va a citar a Francisco Mercado”, remachó el abogado. A unos pocos metros permanecía Bárcenas con su aspecto habitual y cruzado de brazos casi toda la sesión en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid).

Lo que decía el artículo

El 19 de enero de 2013 Francisco Mercado publicó un artículo en El País que se tituló Las acusaciones de sobresueldos opacos desatan un vendaval en el PP. El texto se apoyaba fundamentalmente en fuentes próximas al entorno de Bárcenas y Lapuerta. Uno de los párrafos hace alusión al cobro de sobresueldos por parte de los expresidentes Rajoy y José María Aznar.

“El entorno de Luis Bárcenas sostiene, sin aportar aún pruebas documentales que lo avalen, que el extesorero pagó durante los últimos años sobresueldos mensuales opacos al fisco a los principales dirigentes del PP, entre ellos sus dos últimos presidentes, José María Aznar y Mariano Rajoy, con dinero de donaciones de distintas empresas. Las mismas fuentes indican que Álvaro Lapuerta, el anterior tesorero del PP, y Bárcenas dejaron constancia por escrito de los pagos”, dice la información publicada hace ahora ocho años.

Bárcenas también quiere que comparezca como testigo el director de Ok Diario, Eduardo Inda, porque “fue una persona que escuchó esa grabación de ocho minutos”. “Eduardo Inda nos tendrá que decir cuál era el contenido”, solicitó el abogado a cargo de la defensa del extesorero del PP hace solo unas semanas. Por la misma razón quiere que vaya un tercer periodista llamado Ernesto Ekaizer porque escribió un libro donde "cuenta cómo el 12 de mayo de 2015 don Luis (Bárcenas) tiene conocimiento de esa grabación”.

“Cómo, cuándo y quién le da conocimiento de esa grabación”, se preguntó el abogado para quien “este testimonio es importante porque incluso está reflejado en su propio libro”. En cuarto y último lugar, también solicitó la citación de la también periodista María Luisa Bernal porque el 19 de enero hizo una publicación que se titulaba Tengo grabado a Rajoy.  Según dijo, recoge unas manifestaciones de Bárcenas donde le manifiesta que grabó a Rajoy y Arenas confesando la contabilidad B. 

Dosificar pruebas

Gustavo Galán ha comparecido como el resto de las partes en la fase de cuestiones previas del juicio en el que se dirime si el PP usó dinero de la Caja B para pagar las obras de su sede. En esta parte también ha pedido la citación como testigo de Mariano Rajoy y ha planteado someterle a un careo con Bárcenas antes de aclarar que no es su deseo “generar ningún tipo de circo”. El tribunal se la Sección Segunda de la Sala de lo Penal deliberará sobre esta y el resto de cuestiones antes de dar inicio al proceso con las declaraciones de los acusados. Esta fase podría aplazarse durante días por el contagio por covid de uno de los procesados que ha seguido esta primera sesión desde casa por videoconferencia.

El extesorero del PP Luis Bárcenas

Desde que se hizo público el escrito en el que Bárcenas ofrecía su colaboración e implicaba al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy en la caja B del PP, su abogado ha jugado al despiste en los diversos medios de comunicación a los que ha concedido entrevistas. No oculta que su deseo es “dosificar” las pruebas que dice tener en su poder. En ese ánimo ha anunciado también que aplaza la presentación de las evidencias que probarían que las donaciones de los empresarios afines al PP eran finalistas, es decir, que buscaban una adjudicación pública concreta a cambio.

“En esta pieza no se debaten las cuestiones relativas a las comisiones finalistas porque estas están siendo instruidas en pieza separada en el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. La aportación de documentación o en su caso las diligencias de investigación deberán de practicarse en la pieza correspondiente”, ha dicho Galán. El titular de ese Juzgado es el magistrado Santiago Pedraz, que ya ha activado la citación a declarar de Bárcenas.

Tuvieron que transcurrir una hora y ocho y minutos hasta que el abogado de Bárcenas fue al grano y se refirió a las pruebas que iba a aportar y las dudas respecto a las evidencias que poseen: “Se está hablando de si hay documentación o no hay documentación”. Pero el desenlace tampoco estuvo a la altura de la expectativa generada y el letrado se excusó en que las evidencias se las robaron los policías implicados en la operación Kitchen.“No puede olvidarse una cuestión, el señor Bárcenas ha tenido una ingente documentación, papeles, grabaciones pen drives que le han sido sustraídas”.

Niega un cambio de estrategia

En su intento por mantener viva la llama de la colaboración de su cliente, trató de negar que hubiese cambiado de opinión a lo largo de estos años. El propio Bárcenas reconocía en el escrito haber llegado a un pacto con su expartido que le llevó incluso a retirar su acusación en algunas causas judiciales. Y el cambio se debe al ingreso en la cárcel de su mujer. No obstante, el abogado puso en valor que este deseo de colaboración no es en realidad un cambio de estrategia. 

Se refería a la declaración que prestó en la fase de Instrucción en julio de 2013. Durante cuatro horas detalló al juez Ruz la contabilidad B del partido y citó también la escena en la que Rajoy destruía pruebas en una máquina triturada. Son unos hechos a los que ha vuelto a hacer mención ahora en su escrito a la Fiscalía, aunque los sitúa en años diferentes

Cuando Bárcenas tuvo que refrendarlo en sede judicial como acusado en el juicio de la Época I de Gürtel imperó su pacto con el PP y se limitó a calificarlo como una “contabilidad extracontable”. Ahora su abogado alega que ese silencio no contradice su actual estrategia sino que ya entonces consideraba que eso tenía que juzgarse en otro procedimiento. Bárcenas acabó condenado a 29 años de cárcel y su esposa a 13 años. 

Casi al tiempo que declaraba el abogado de Bárcenas -se enfrenta a otros cinco años cárcel por esta causa- la Fiscalía Anticorrupción emitía un atípico comunicado en el que pretendía salir al paso de los rumores sobre un posible pacto con el extesorero del PP. En el escrito remitido a los medios negaba ninguna aproximación en ese sentido y despreciaba su escrito de la semana pasada: “Aporta escasas novedades”.