España

La eterna sombra de Garzón vuelve a la arena judicial tras la designación de Delgado

La propuesta de nombramiento de Dolores Delgado como nueva Fiscal General del Estado agita los fantasmas en el mundo político y judicial sobre la influencia del juez

Delgado en el Congreso.
Delgado en el Congreso. EFE

El Gobierno de Pedro Sánchez ha sido acusado por la oposición de haber puesto en cuestión, con la elección deDolores Delgado como nueva Fiscal General del Estado, la separación de poderes y la obligada apariencia de imparcialidad por la que debe regirse la actuación del Ministerio Público. Pero no sólo los partidos de la derecha han salido en tromba contra la designación –avalada con división por un Consejo General del Poder Judicial en funciones-, sino que ésta ha levantado ampollas dentro de la judicatura y la carrera fiscal.

La entrada de Delgado en la cúspide de la Fiscalía ha hecho que muchos vean también cómo se proyecta de nuevo la sombra del exjuez Baltasar Garzón sobre la arena política y judicial española. A ambos les une una estrecha amistad forjada durante años en la Audiencia Nacional, donde compartieron numerosos procesos penales.

Él ocupó durante más de dos décadas el Juzgado Central de Instrucción nº 5, tras una frustrada incursión en la política a comienzos de los noventa, de la mano de los socialistas. Los planes no salieron como estaba previsto y Garzón se vio obligado a volver a la judicatura. Desde el juzgado abrió procesos contra el narcotráfico, los GAL, ETA o contra el dictador chileno, Augusto Pinochet. También tuvo una polémica intervención en el caso Sogecable.

Ahora, Sánchez ha colocado al frente del Ministerio Público a Delgado para ejecutar lo que los socialistas describen como una estrategia para "desjudicializar" el conflicto abierto por los separatistas catalanes. Y Garzón no ha tardado en pronunciarse. Este mismo jueves aseguraba que el expresidente catalán Carles Puigdemont no podría ser detenido en caso de que regrese a España mientras la Eurocámara no suspenda su inmunidad. "Puigdemont es inviolable, no puede ser detenido se desplace donde se desplace", aseguró en laemisora catalanaRAC1.

La cercanía entre Garzón y Delgado

La cercanía personal y profesional entre Garzón y Delgado llevó a esta última a enfrentarse al que fue su jefe durante años en el Alto Tribunal, Javier Zaragoza. Él ocupa ahora el puesto de Fiscal de Sala del Tribunal Supremo, donde ha ejercido la acusación pública en el juicio del procés. Y pasará a depender jerárquicamente de su antigua subordinada, que por su condición de exministra ha conocido de primera mano la estrategia de la Abogacía del Estado, que depende del Gobierno. 

Zaragoza se mostró en 2008 contrario a la investigación de los crímenes del franquismo que pretendía impulsar Garzón, pues consideraba que el juez no era competente. Delgado se posicionó a favor este último. Años más tarde, la próxima jefa de la Fiscalía se mostró también en desacuerdo con la sentencia del Tribunal Supremo que apartó de la carrera judicial al magistrado por ordenar la intervención de las comunicaciones de los cabecillas y los abogados de la trama Gürtel.

Grabaciones de Villarejo

La continuidad de Delegado en el Ejecutivo se daba prácticamente por descartada tras del escándalo de las grabaciones del excomisario José Manuel Villarejo. El expolicía, en prisión provisional desde hace más de dos años, grabó en 2009 una comida a la que Delgado acudió con Garzón

El exjuez ejerce ahora como abogado. El despacho Ilocad (International Legal Office for Cooperation and Development) ingresó 16,7 millones de euros entre 2013 y 2018. El bufete, conocido por su defensa en casos de protección de Derechos Humanos, facturó el pasado año 2,85 millones de euros (5,3 millones en 2017) logrando un beneficio de 0,24 millones, como informó Vozpópuli.

El magistrado ha defenido en el caso Tándem al excomisario Enrique García Castaño, alias El Gordo, que colaboró con Villarejo en operaciones que ahora investiga la Justicia, como ha informado este periódico. También a otros mandos policiales investigados como Carlos Salamanca y el que fuera 'número dos' del Cuerpo, Eugenio Pino

Por otro lado, participa en el equipo internacional de abogados que defiende al expresidente de Bolivia, Evo Morales, refugiado en México, en plena polémica por los presuntos pagos 'a dedo' del Gobierno de Morales a la consultora Neurona Consulting, vinculada a Podemos

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba