El Govern balear asegurará a todos los turistas que se alojen en establecimientos legales para cubrir sus gastos de su repatriación en caso de que se contagien de covid-19 durante las vacaciones.

El seguro gratuito, dirigido tanto a turistas extranjeros como a los procedentes de otras regiones españolas que tengan que volver con retraso a su lugar de origen por haberse infectado de coronavirus en las islas, cubrirá también lo costes en caso de fallecimiento.

Esta es una de las medidas que presenta a partir de este lunes a los principales agentes turísticos alemanes la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, cuyo ejecutivo se hará cargo también de la estancia en hoteles habilitados para el confinamiento en cuarentena de los visitantes que pudieran contagiarse mientras están en el archipiélago.

Visita a Berlín

Armengol, que lleva a cabo hasta el miércoles una visita a Berlín para promocionar las islas como un destino seguro, les dará a conocer un plan preventivo de cinco ejes diseñado para recuperar la actividad turística, principal fuente de riqueza y empleo de la región.

La presidenta tiene previsto reunirse en Alemania con el embajador de España en ese país, Ricardo Martínez, y con altos responsables de la patronal de agencias de viajes DRV y del turoperador TUI.

Les explicará, según ha informado el Govern, que las empresas y trabajadores de hoteles, apartamentos y viviendas turísticas, como los de restauración, comercio y transporte discrecional, cuentan con protocolos anticovid específicos.

Estos contemplan la formación de los profesionales, control de aforos, estrategias de ventilación y medición de la calidad del aire de espacios cerrados y grupos burbuja de trabajadores. Además, se llevarán a cabo pruebas diagnósticas periódicas a los trabajadores del turismo.

El seguro para los turistas, que financiará la Agencia de Estrategia Turística de las Islas Baleares (AIETIB), no solo correrá con los gastos de repatriación, sino también con los de intérprete cuando sea necesario, y está previsto asimismo crear un "call center" de ayuda con operadores que hablen castellano, alemán e inglés. Igual que el año pasado, habrá "hoteles puente" en todas las islas para alojar a turistas que den positivo en covid-19 durante su estancia.

El Govern también promociona en Alemania como una ventaja competitiva la fijación por decreto desde este domingo de un precio máximo de 75 euros para las pruebas diagnósticas PCR y de 30 euros para las de antígenos, que algunos turistas podrían tener que realizarse antes de volver a sus casas.