La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este miércoles que el gobierno regional prevé llevar a cabo vacunaciones masivas en los próximos días, para lo cual se habilitarán grandes espacios de la capital como el Palacio Vistalegre o el WiZink center.

El plan ha quedado supeditado a la recepción de dosis suficientes para emprender la vacunación masiva, como ya se hace en otros países. Según han aclarado fuentes del gobierno regional, será cuando corresponda el turno a la población general, a la que se administrará, en principio, la vacuna de Pfizer que tiene cinco días de 'vida útil' una vez descongelada.

Este miércoles el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha solicitado por carta a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que se establezca una cuarentena obligatoria de 10 días para los viajeros nacionales o residentes en España procedentes de Brasil o Sudáfrica.

"En enero reclamamos la suspensión de los vuelos con Brasil y Sudáfrica por las nuevas cepas de coronavirus detectadas en estos países", que, como la británica, "también se caracterizan por su alto grado de transmisibilidad", ha recordado Escudero.

A continuación, ha señalado que "tras no aceptar, de primeras, la reclamación del Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso, el Gobierno nacional sí estableció medidas excepcionales para limitar los vuelos" entre dichos países y los aeropuertos españoles.

"Ahora le traslado una nueva petición que espero no se demore porque el Covid-19 no entiende de tiempos, y cada día cuenta", ha manifestado Escudero en alusión a la citada moratoria, una propuesta sobre la que ha precisado que "debe realizarse en la comunidad autónoma en la que resida" el viajero, "como medida ajustada y proporcional a la gravedad de la situación".

Escudero ha recordado también que en diciembre la Comunidad de Madrid solicitó "con insistencia" al Gobierno de España la suspensión de vuelos con Reino Unido, "debido a la altísima capacidad de contagio de la cepa británica", para subrayar que "la respuesta tardó demasiado en llegar y hoy esta variante tiene una presencia media del 20 por ciento en la región, llegando a alcanzar en muestreos específicos en algunas zonas el 50 por ciento".