Una ayuda de 500 euros mensuales a partir del quinto mes de gestación hasta que el menor cumpla dos años de edad y de la que se podrán beneficiar todas las embarazadas menores de 30 años que tengan una renta inferior a los 30.000 euros, independientemente de si trabajan o no. Es la medida estrella de la presidenta de la Comunidad de MadridIsabel Díaz Ayuso, para ayudar a las jóvenes embarazadas y abordar el "reto de la natalidad de forma decidida" durante su nuevo mandato.

Un 'cheque bebé' de 14.500 euros entregado a lo largo de dos años para actuar contra uno de los mayores retos demográficos para España, un país en el que hasta 201.198 mujeres menores de 30 años afirman no estar embarazadas ni haber tenido hijos por razones exclusivamente económicas, según la última Encuesta de Fecundidad del Instituto Nacional de Estadística (INE), del año 2018.

Aplicar un 'cheque bebé' como el de Ayuso en toda España a esas casi 202.000 mujeres menores de 30 años que dicen no tener hijos por razones exclusivamente económicas, a razón de 14.500 euros por cada una de ellas y suponiendo que cumpliesen todos los requisitos establecidos por la presidenta madrileña, le costaría al Estado poco menos de 3.000 millones de euros. Una cantidad equivalente al 0,54% de los Presupuestos Generales del Estado del Gobierno para 2021 y el 0,21% del PIB nacional.

La natalidad sigue cayendo en picado en nuestro país, mientras las mujeres se adentran en la maternidad cada vez más tarde. En los últimos veinte años la edad media en la que una mujer tenía su primer hijo ha pasado de ser a los 29,14 años en el año 2000 a los 31,22 años en 2020, según los últimos datos publicados esta semana por el INE.

Por el contrario, el número total de nacimientos ha caído drásticamente desde los 519.779 niños nacidos en el 2008 a los 339.206 nacimientos registrados en toda España en 2020. Se trata del segundo dato de natalidad más bajo desde el comienzo de la serie histórica en el año 1941.

Además, la tasa bruta de natalidad en España en 2020 volvió a caer un -6,4% en 2020 y se situó en 7,15 nacimientos por cada mil habitantes debido, en parte, a la disminución del número de hijos por mujer y a la reducción del número de mujeres en edad de ser madres.

La caída de la natalidad y el aumento de la edad maternal afectan a todas las comunidades autónomas y provincias, pero no de forma igual. Existe una brecha de 2,5 años entre unas regiones y otras en la edad media en que una mujer tiene a su primer hijo.

Almería (30,7 años) y Huelva (31,2 años) son las provincias donde la edad maternal se mantiene más precoz, mientras las provincias donde las mujeres tienen su primer hijo con más edad son Vizcaya (33,19 años), Guipúzcoa (33,07) y Madrid (33,07).

La principal causa por la que las mujeres menores de 29 años en España dicen no haber tenido hijos aún es, de acuerdo con los datos del INE, que consideran ser demasiado joven para ser madres (48%).

La segunda causa más alegada (un 13% del total), especialmente entre las menores de 25 años, es la de que desean seguir estudiando. La tercera causa es la de no tener una pareja adecuada para ello (10%), seguida de motivos exclusivamente económicos (8%), razones laborales o de conciliación familiar (8%) y por no querer ser madre (8%), según los datos de la última encuesta de fecundidad del INE.

En qué consiste el 'cheque bebé' de Ayuso

La candidata popular a la Presidencia de la Comunidad de MadridIsabel Díaz Ayuso, anunció el jueves, durante la primera jornada del debate de investidura en la Asamblea regional, nuevas ayudas a embarazadas. En concreto, a aquellas que den a luz siendo menores de 30 años y que tengan una renta inferior a los 30.000 euros. La ayuda consistirá en 500 euros mensuales a partir del quinto mes de gestación y hasta que el menor cumpla dos años.

La nueva medida para fomentar la natalidad en Madrid comenzará en enero de 2022, implica que cada mujer reciba 14.500 euros por hijo y será, además, una ayuda compatible con su trabajo. Está dirigida, además, a mujeres que lleven al menos 10 años empadronadas en la región.

"A las mujeres embarazadas menores de 30 años con rentas inferiores a 30.000 euros anuales, les ayudaremos con 500 euros al mes desde el quinto mes de embarazo y hasta que el babé cumpla dos años (un total de 29 meses)", detalló la dirigente popular.

El Gobierno regional madrileño estima que anualmente podrán optar a esta ayuda entre 12.000 y 14.000 mujeres y que supondrá una inversión cercana a los 250 millones de euros en cada ejercicio.