El PP considera que muchos votantes tradicionales del PSOE "desencantados" o "descontentos" con Pedro Sánchez pueden apoyar a Isabel Díaz Ayuso en las elecciones de Madrid que se celebrarán el próximo 4 de mayo. Por eso, la presidenta madrileña y el líder del PP, Pablo Casado, aprovechan sus actos de campaña para lanzar mensajes y guiños a esos votantes y amplificar así su estrategia de voto útil al Partido Popular tras el trasvase de votos de Ciudadanos que han recibido estas semanas, según han señalado a Europa Press fuentes 'populares'.

El ejemplo más visible de esta táctica lo visualizó Ayuso hace unos días con su foto junto a los históricos dirigentes socialistas Joaquín Leguina y Nicolás Redondo Terreros, con los que coincidió en una visita a la Fundación Alma Tecnológica en la que ambos están implicados. "Son dos referentes políticos a los que aprecio enormemente", proclamó la candidata del PP.

Pero en su tour por la Comunidad de Madrid, Ayuso también ha llevado su 'caravana electoral' a varias ciudades madrileñas gobernadas por los socialistas: Fuenlabrada, Parla y Getafe. Fuentes de la candidatura 'popular' admiten su sorpresa por el gran acogimiento ciudadano que han recibido en esos actos y ven posible sumar nuevos votantes en estos feudos, que han sido tradicionalmente caladero de voto socialista.

En Fuenlabrada, hace seis días, Ayuso destacó a los presentes en el mitin que estos comicios "trascienden" a las siglas de los partidos y del centroderecha y aseguró que es momento de que ciudadanos "de la izquierda que aman España" y "aman Madrid" digan "basta ya".

Y este mismo sábado, en un mitin en Pozuelo de Alcorcón, Ayuso ha insistido en que estos comicios "han trascendido a las siglas del PP y a Madrid" porque van a "cambiar el rumbo de España". "Para estar contra Pedro Sánchez no hace falta ser de derechas, sino ser sensato", ha proclamado, para añadir que el "sanchismo" les ha "dejado huérfanos en defensa de libertad".

El PP, también socialdemócrata

También Casado apela en sus actos a ese votante socialista descontento con la gestión del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos para que se sume a su proyecto "transversal" que permita "echar a Pedro Sánchez del Palacio de la Moncloa".

En ese mismo acto de Pozuelo de Alcorcón, Casado ha pedido este sábado aglutinar los votos de centroderecha en torno al PP, pero ha subrayado que también "abre la puerta" a los madrileños que "han votado a Leguina, a Felipe o a Rubalcaba y no se sienten identificados con un PSOE de Sánchez que pacta con ERC, con Junts y con Bildu". El Partido Popular, ha proclamado, es un "proyecto abierto" y "centrado" en el que "caben todos".

Casado también dijo que en el PP también tienen "su casa" esos votantes socialdemócratas que no se sienten "identificados con Pedro Sánchez"

En la pegada de carteles de hace una semana, con la que arrancó oficialmente la campaña -en la plaza Salvador Dalí situada en el barrio de Salamanca-, Casado también dijo que en el PP también tienen "su casa" esos votantes socialdemócratas que no se sienten "identificados con Pedro Sánchez", quien "acerca cada semana a etarras a cárceles cercanas del País Vasco", va a "indultar a los presos del procés entre junio y julio" y va a "subir los impuestos en 90.000 millones de euros".

"Las encuestas nos dan muy bien y la tendencia es positiva, pero al final no sobra ningún voto", aseguran a Europa Press desde la dirección nacional del PP, que ahora está atenta a ver cómo influye en campaña la tensión y la crispación del debate político tras las amenazas de muerte al ministro Fernando Grande-Marlaska y el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Este sábado, en Pozuelo, Casado ha asegurado además que el 4 de mayo "se vota para que no cambien este Madrid" y para "cambiar España" porque si ese día a Pedro Sánchez "le va mal, a España le va a ir muy bien". Por eso, el presidente de los 'populares' ha pedido acudir a votar el 4 de mayo con "ilusión, con esperanza y con ganas" para después poder llegar a Moncloa y "cambiar esa España que intenta recetar" el jefe del Ejecutivo.