La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) no participará por primera vez en su historia al acto en homenaje a los asesinados por ETA que se celebra cada mes de junio en el Congreso. Consideran que el Gobierno ha traspasado varias "líneas rojas" tras sus pactos con EH Bildu, por el rumbo de su política penitenciaria y por la posición de Unidas Podemos sobre terrorismo. Por eso anuncian la celebración de un acto paralelo a las puertas del hemiciclo el próximo 27 de junio. 

La AVT esgrime que para rendir homenaje a las víctimas del terrorismo "hay que respetar su verdad, su memoria, su dignidad y la justicia a la que tienen derecho": "Dentro del Congreso hay un Gobierno que no lo está haciendo". Y añaden: "Ha traspasado una serie de líneas rojas que nos impiden poder asistir este año".

La asociación presenta un decálogo de motivos con el que justifican su ausencia al acto. Critican el "protagonismo político y reconocimiento" que, a su juicio, recibe EH Bildu por parte del Gobierno: "No puede ser tratado como un interlocutor político más hasta que no condenen la violencia de ETA y admitan que no tuvo ninguna justificación". Consideran que el protagonismo del grupo abertzale refuerza "un relato falso" de décadas de terrorismo en España.

También creen que el Gobierno se sustenta en un partido -en referencia a Unidas Podemos- que "está más preocupado por los  presos por delitos de terrorismo que de las víctimas": "Véase el manifiesto que [el partido de Pablo Iglesias] rubricó en el mes de mayo para pedir la liberación de los presos con la excusa de la pandemia". Arremeten contra la formación morada, a la que acusan de "blanquear" a terroristas "bajo el pretexto de ser represaliados del franquismo". Como ejemplo, citan el mensaje de Irene Montero hablando de la actividad del FRAP:

La política penitenciaria y homenajes a etarras

Asimismo, la AVT arremete contra la política penitenciaria que lleva a cabo el Ministerio del Interior, dirigido por Fernando Grande-Marlaska. "Este Gobierno ha concedido terceros grados a presos por delitos de terrorismo sin exigirles el requisito de colaboración con la justicia tal y como exige el Código Penal". También afirma que el Gobierno "ha cedido a una histórica reivindicación de ETA acercando a un preso terrorista a una prisión próxima su domicilio, sin exigirle colaboración ni deslegitimación de la violencia terrorista".

Por último, señalan las actuaciones de las delegaciones del Gobierno en País Vasco y Navarra ante los actos públicos a favor de miembros de ETA: "Asisten con total pasividad a todos los homenajes que se siguen llevando a cabo".

Por todos esos motivos, la AVT anuncia que no acudirá por primera vez al homenaje en recuerdo a las víctimas del terrorismo en el Congreso. En un comunicado, la asociación defiende que nunca ha faltado a este encuentro, "a pesar del desacuerdo y enfado que nos genera la presencia de los herederos del brazo institucional de ETA en nuestras instituciones".

Este año será su primera ausencia. Por el contrario, la asociación celebrará un acto paralelo el próximo 27 de junio a las puertas del hemiciclo: "Hemos tenido ya conocimiento de que otras asociaciones de víctimas del terrorismo, como la Asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (APAVT), se suman al manifiesto y nos acompañarán ese día".