España

La autopsia confirma que Laura Luelmo sufrió una agresión sexual

Este resultado forense desmontaría la versión dada por Bernardo Montoya, autor confeso del crimen, quien aseguró que había intentando violarla, pero no lo consiguió

Bernardo Montoya, asesino confeso de Laura Luelmo
Bernardo Montoya, asesino confeso de Laura Luelmo VP

La autopsia realizada al cadáver de Laura Luelmo ha confirmado que la joven sufrió una agresión sexual, según han informado fuentes de la investigación a Vozpópuli. De esta forma, quedaría desmontada la versión de Bernardo Montoya, autor confeso del crimen, quien en el interrogatorio policial había asegurado que "traté de violarla, pero no lo conseguí".

La autopsia, que se realizó en el Instituto Anatómico Forense de Huelva este martes y que finalizó en torno a las 20.30 horas, determino así que Laura sufrió agresiones sexuales y que, como ya se había conocido, la causa probable de la muerte fue un golpe con un objeto contundente en la parte frontal del cráneo.

Autor confeso

Montoya, de 50 años y que había sido detenido este martes por su implicación en la muerte de la joven zamorana de 26 años, tiene un largo historial delictivo. De hecho, según confirmaron fuentes penitenciarias a Vozpópuli, llevaba en libertad dos meses, fecha en la que salió de prisión.

Su historial delictivo

Uno de sus primeros desencuentros con las autoridades, llegó en 1990. Entonces, Bernardo Montoya salvó la vida tras sufrir un grave accidente de tráfico cuando huía de la policía en 1990. Fue sorprendido traficando con drogas.

Según consta en su ficha carcelaria, ingresó por prisión por primera vez en 1994. Un año después fue condenado por el asesinato de Cecilia Fernández Díaz, una vecina de Cortegana (Huelva) a la que asestó varias puñaladas porque iba a declarar contra él en un juicio.

Salió de prisión en 2015, pero volvió a ingresar poco después condenado por un delito de robo con violencia. El pasado octubre Bernardo Montoya recuperó la liberta y se instaló de nuevo en El Campillo

Según precisan fuentes policiales, pasó 17 años y nueve meses de cárcel por delitos de allanamiento, asesinato y obstrucción a la Justicia. Estuvo otro año y medio preso por amenazas, otros seis meses por quebrantamiento de condena. Sus últimos dos años y diez meses estuvo preso por dos robos con fuerza.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Volver arriba