Las grabaciones del comisario

Garzón calmó al entorno de Villarejo para que "confiase" en el juez Grande-Marlaska

El excomisario preguntó en 2005 a García Castaño por las intenciones del juez respecto a un empresario: "¿Oye, qué pasa al final con el Bambi? ¿Le levanta el secreto?", le preguntó Villarejo. "Le levanta al final, a finales de mes, porque se queda el Marlaska, que me ha dicho que confíe en él", contestó 'El Gordo'

El comisario jubilado José Manuel Villarejo y su socio Enrique García Castaño, más conocido como 'El Gordo' en la Policía, estaban inquietos a principios del año 2005. Su principal contacto en la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, abandonaba el Juzgado para irse a Estados Unidos nueve meses y sus casos los iba a asumir su compañero Fernando Grande-Marlaska, ahora ministro del Interior.

Garzón tenía entre manos la investigación de una persona que a Villarejo le interesaba. Según una conversación mantenida entonces por ambos mandos policiales, grabada por el propio comisario, el magistrado trató de tranquilizarles diciéndoles que podían confiar en su sustituto en el Juzgado Central de Instrucción número 5.

El audio de la conversación del 13 de febrero de 2005, al que ha tenido acceso Vozpópuli, muestra que Villarejo estaba preocupado por las pesquisas en torno a una persona a la que llama "el Bambi". Según el sumario del caso, al que ha tenido acceso parcial este periódico, se trataría de un empresario.

El alto mando interpeló a García Castaño por las intenciones de Garzón respecto a esta persona. "¿Oye, qué pasa al final con el Bambi? ¿Lo pone, le levanta el secreto al final?", le preguntó Villarejo. "Le levanta al final, a finales de mes, a primeros de marzo, porque se queda el Marlaska, que me ha dicho que confíe en él, que es un tío cojonudo", replicó 'El Gordo'.

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. EFE

Este periódico se ha puesto en contacto con el Ministerio del Interior para conocer la opinión de Grande-Marlaska, quien asegura no recordar haber mantenido algún tipo contacto con estos comisarios en referencia a un investigado que responda a esa identidad o alias.

Dolores Delgado

En privado, el ministro ha dicho en diferentes ocasiones que nunca despachó con Villarejo ni tuvo contactos informales, como fue el caso de su compañera de gabinete cuando era fiscal en la Audiencia Nacional Dolores Delgado.

La ministra de Justicia, Dolores de Delgado (d), saluda al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (i).
La ministra de Justicia, Dolores de Delgado (d), saluda al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (i). EFE

Por su parte, fuentes de la Audiencia Nacional consultadas por este diario afirman que la relación entre él y Garzón nunca fue buena, todo lo contrario. Vozpópuli ha consultado al entorno de Garzón, que no ha querido hacer declaraciones.

Prueba de la cercanía que desde hace años existe entre Garzón y los comisarios investigados ahora en la propia Audiencia Nacional es que en el mismo audio se escucha a los policías comentar la organización de un "homenaje" al entonces juez. "El 25 le hacemos una comida homenaje, una cena homenaje al Baltasar (...) Ya se va al curso ese de los cojones", le anunció 'El Gordo' a Villarejo, quien se refiere al magistrado como "Balta". Acto seguido es cuando se interesa por la citada investigación en su Juzgado.

"Es un tío legal"

"Confía en él, no te preocupes que es un tío legal", insiste 'El Gordo', quien se refiere reiteradamente a la orientación sexual del entonces magistrado, algo que el aludido no hizo público hasta un año después en una entrevista en El País. No era ningún secreto para ellos, por tanto, cuando se lo dijo la ministra Delgado en aquella comida de 2009 por la que fue reprobada.

El Consejo General del Poder Judicial concedió desde el 1 de marzo de 2005 un permiso de nueve meses a Garzón para que diese clases en Estados Unidos; concretamente, en la New York University. Años después, el juez fue investigado por el Tribunal Supremo por un presunto delito de cohecho impropio por haber solicitado y recibido cerca de un millón de euros para patrocinar estos cursos en EEUU de empresas y bancos, algunos de los cuales tenían causas pendientes en su Juzgado. En 2012 el alto tribunal decidió archivar el caso al considerarlo prescrito.

El "homenaje" al que se referían los policías tuvo lugar, según la grabación efectuada por Villarejo, en el Restaurante El Luarqués, de cocina asturiana, situado en la calle Ventura de la Vega (Madrid). "Vamos 40 o 50 allí, los de siempre. Los jueces, el Cernuda, el Pedro, Gabi, yo, el maroto y el de la moto. Cantar el gorigori y ya está", comentó García Castaño, cuyo abogado en la actualidad es el propio Baltasar Garzón.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba