La Sección Segunda de la Audiencia de Palma juzgará este próximo viernes por la mañana a un hombre por un presunto delito continuado de abuso sexual a una menor en Ibiza entre octubre de 2015 y mayo de 2018.

La Fiscalía pide cinco años de prisión para el acusado por estos hechos, la prohibición de comunicación y aproximación a la víctima durante un plazo de 10 años, así como una indemnización de 10.000 euros por los daños psicológicos sufridos.

Relación de confianza con el padre de la menor

Los hechos tuvieron lugar entre finales de octubre de 2015 y mediados de mayo de 2018. Según el fiscal, el procesado aprovechó la relación de confianza que tenía con el padre de la menor y su presencia activa en el domicilio familiar para exhibirse desnudo ante la víctima y realizarle tocamientos.

El acusado no tiene antecedentes penales y no ha estado privado de libertad por estos hechos.