La Audiencia Nacional ha accedido a la extradición a Colombia del exmiembro del Ejército de Liberación Nacional Luis Jhon Castro Ramírez, alias "Zarco", "Mono" o "Antoni", por su presunta participación en el reclutamiento de 17 personas entre 2007 y 2008 con promesas económicas para llevarlos a lugares donde se encontraban las tropas del Ejército, que les dieron muerte y los presentaron como bajas legítimas en combate en operaciones militares, los conocidos como "falsos positivos".

Los magistrados de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal han considerado que en este caso concurren los principios de doble incriminación y mínimo punitivo por delitos tipificados en Colombia como homicidios en persona protegida y conspiración para delinquir y que en la legislación española serían constitutivos de delitos de asesinato.

Según han precisado en un auto de 10 folios, se cumplen los requisitos establecidos en el convenio de extradición entre ambos países, dado que los delitos no han prescrito y que la reclamación no tiene motivación espuria.

Una primera extradición frustrada

La Sala ha recordado que la extradición por los mismos hechos ya fue concedida por la Audiencia Nacional, si bien no pudo materializarse en el plazo establecido y las autoridades colombianas volvieron a presentar la reclamación para su entrega.

El tribunal ha concluido que procede la entrega pese a ser por los mismos hechos concedidos con anterioridad dado "lo excepcionalísimo de las circunstancias en que se produjo la no recepción del reclamado por el Estado requirente, en una situación de pandemia y crisis sanitaria mundial que incidió especialmente en las posibilidades de realizar desplazamientos".

En este sentido, los jueces han subrayado la rapidez de las autoridades de Colombia para paliar lo sucedido y formalizar una nueva demanda de extradición, así como la extrema gravedad de unos hechos que en caso de denegarse quedarían impunes.

Reclutamiento de personas

En el auto, la Sala ha relatado cómo el 6 de noviembre de 2007 el acusado llevó a tres hombres con engaños o promesas económicas hasta una zona cercana a Cali donde miembros de la Tercera Brigada del Ejército Nacional les dieron muerte en un presunto combate, haciéndolos pasar por subversivos que iban vestidos de policías armados.

A continuación, la resolución describe tres hechos en los que participaron miembros del Ejército Nacional, adscritos al batallón Jaime Rooke de Ibagué-Tolima, entre febrero y junio de 2008, en los que se acordó el pago de dinero a Luis Jhon Castro Ramírez para reclutar personas a través de engaños de ofertas económicas.

Según consta en el auto, las personas reclutadas eran llevadas a lugares donde previamente se encontraban las tropas del Ejercito y "allí sin mediar combate se les daba muerte, esto con el fin de ser presentadas como bajas en combate legítimas en procedimientos soportados en documentos oficiales que daban apariencia de legalidad a las operaciones militares". "El Zarco" reclutó a otras catorce personas, según los hechos por los que se efectúa la reclamación.

El auto puede ser recurrido ante el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.