Asturias ha registrado un rebrote de coronavirus en las últimas 24 horas por el contagio de 19 personas en una residencia de ancianos en la ciudad de Gijón, de acuerdo al último balance ofrecido por el Ministerio de Sanidad y según ha explicado el director general de Salud Pública del Principado, Rafael Cofiño.

El brote se ha producido en la residencia de mayores El Carmen de Gijón. Según Cofiño, se han detectado 19 casos: cuatro trabajadores y 15 residentes, la mayoría de ellos asintomáticos. 

El director general de Salud de Asturias ha indicado que inmediatamente se ha procedido al trasladado de los pacientes a los centros de referencia y a la desinfección de la residencia, según marcan los protocolos. Además, también de manera inmediata se puso en marcha el estudio de contactos estrictos.

Se ha ordenado el aislamiento para los trabajadores positivos pero también la cuarentena para los trabajadores con alta sospecha epidemiológica, de tal forma que se pueda detener lo más rápido posible cualquier cadena de transmisión.

Cofiño ha destacado que el 28 de abril ya se habían realizado pruebas a todas las personas trabajadoras y residentes del centro dando todas ellas un resultado negativo en ese momento.

En los últimos siete días, según las cifras del Ministerio de Sanidad, Asturias sólo ha registrado otros siete contagios al margen de los 19 detectados en la residencia de Gijón. 

Cumplimiento de las medidas

A su juicio esta cuestión señala que en un momento como este no tiene sentido realizar pruebas de manera periódica si no somos muy rígidos y muy exigentes en el cumplimiento de las medidas de protección y seguridad --mascarillas, lavado de manos y distancia de seguridad--.

"Brotes como este, del que ya habíamos alertado su posibilidad en semanas anteriores dejan claro que es fundamental la importancia de seguir cumpliendo a rajatabla las medidas de protección y seguridad", ha indicado Cofiño.

Además ha querido resaltar la "rápida y eficiente actuación de vigilancia epidemiológica y el Sespa" y ha insistido en que la detención precoz de los casos que se puedan tener es uno de los elementos claves para cortar cuanto antes las posibles cadenas de transmisión.