El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado utilizar AstraZeneca solo en mayores de 60 años. La única que se ha opuesto a este dictamen es la Comunidad de Madrid, ya que considera que no sigue la recomendación del Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC).

Esta decisión se ha tomado sin dejar acordado qué va a ocurrir con los 2.154.578 españoles que ya han recibido una dosis de la vacuna de AstraZeneca. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha indicado en rueda de prensa tras el Consejo Interterritorial que "es una cuestión a determinar".

La ministra ha abierto la posibilidad a combinar vacunas de tal forma que la segunda dosis que reciban estas personas sea de otro fabricante. Por el momento, hay estudios en marcha para comprobar la combinación entre AstraZeneca y Pfizer y AstraZeneca y Sputnik V. Faltan, sin embargo, meses para comprobar los resultados.

Darias ha señalado que con una dosis de AstraZeneca se consigue un 70% de inmunidad, pero lo cierto es que una persona no está vacunada hasta recibir las dos dosis. Darias justifica que la decisión se ha tomado siguiendo la recomendación de la Ponencia de vacunas, el grupo de expertos que asesora al Ministerio al respecto. La Comisión de Salud Pública estudiará desde mañana que se utilice en mayores de 65 (edad máxima para su utilización fijada hasta ahora).

Madrid, la única en contra

Solo la Comunidad de Madrid ha votado en contra de la decisión de utilizar la vacuna solo en mayores de 60. Aparte de Madrid solo ha habido una abstención, la de País Vasco. Fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid explican a este diario que no están de acuerdo con la propuesta "porque no está basada en las Conclusiones del Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia Europeo (PRAC)".

No obstante, "por precaución y a la espera de una comunicación oficial del Ministerio, la Consejería de Sanidad procederá a descitar a las personas que tenían que ir a vacunarse mañana por la tarde. Son un total de 600 personas, entre profesores, bomberos y otro personal de emergencias, así como miembros de fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, que estaban todavía pendientes de vacunar".

La vacuna de AstraZeneca, beneficiosa según la EMA

La directora de la Agencia Española de Medicamentos (Aemps), María Jesús Lamas, ha sido la encargada de exponer la recomendación del PRAC.

"El balance beneficio-riesgo sigue siendo positivo. Los efectos secundarios trombóticos tienen un vínculo con la vacuna pero se producen en un porcentaje muy bajo", ha señalado. El PRAC no ha sido capaz de relacionar estos episodios trombóticos con grupos de riesgo determinados. Sí señala que se han producido más casos en mujeres menores de 60 años, pero especifica que no se ha demostrado que haya una relación directa entre este factor y los casos.

La trombosis, al parecer, se produce por la respuesta inmunológica del organismo tras la vacuna. "Ocurre también con las heparinas. Este efecto hace que nuestro organismo responda generando un sistema anormal de coagulación", ha explicado Lamas.

"El beneficio de la vacuna está claramente demostrado. El hecho de que se utilice de manera masiva provoca que tenga más resonancia en la sociedad, pero que se detecten estos casos significa que tenemos mecanismos seguros de farmacovigilancia", manifiesta Lamas.