Ministerio del Interior

Uno de los invitados de Villarejo a la comida con Delgado, homenajeado en el aniversario de la Policía

El exjefe de Información, Miguel Valverde, recibe un reconocimiento a su carrera por su jubilación en un acto con el ministro Grande-Marlaska con motivo de los 195 años del Cuerpo

Momento del acto en el que el comisario Valverde saluda al ministro Grande-Marlaska tras recibir su reconocimiento
Momento del acto en el que el comisario Valverde saluda al ministro Grande-Marlaska tras recibir su reconocimiento

Su nombre pasó casi desapercibido en las informaciones sobre la comida del comisario José Manuel Villarejo y la ministra de Justicia Dolores Delgado, pero entre los comensales invitados por el polémico mando estaba también el entonces jefe de Información de la Policía, Miguel Valverde. Este veterano comisario principal se acaba de jubilar y fue homenajeado este jueves en el acto central del 195 aniversario de la Policía.

El evento, celebrado en el complejo policial de Canillas, contó con la presencia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, precisamente uno de los aludidos en aquella comida del restaurante Rianxo de Madrid en 2009. En los audios de la cita difundidos por 'Moncloa.com' se escucha a la ministra desvelarle al resto de la mesa a modo de confidencia la condición sexual del ministro que entonces era su compañero en la Audiencia Nacional.  

Valverde fue este jueves uno de los receptores de un diploma que se concede a los que se retiran por jubilación y en el que se hace un reconocimiento a su carrera. En cada una de las jefaturas territoriales se hace un acto para conmemorar a los que dejan la vida policial activa y acuden aquellos que quieran recibir la distinción presencialmente, según explica la Policía. Valverde, cuyo último destino fue en la Jefatura Superior de Madrid, fue invitado al acto central del aniversario de la Policía al haber servido también en los servicios centrales del Cuerpo, según las mismas fuentes.

Saludo con el ministro

Recibió su diploma de manos de toda la plana mayor del Ministerio y la Policía y ha saludado en el escenario del auditorio al ministro Grande-Marlaska, acompañado por la secretaria de Estado de Seguridad, Ana María Botella y el director general de la Policía, Francisco Pardo. Cuando se hicieron públicas las grabaciones de la ministra, Grande-Marlaska afirmó no sentirse ofendido y se saludó cariñosamente con su compañera de gabinete cuando se encontraron en el Senado. En privado, en cambio, el ministro no oculta su rechazo que en general le produce el término que empleó Delgado: “es maricón”.

El citado medio dio cuenta de los presentes en la escena. El comisario Villarejo, provisto de su grabadora para captar todos los comentarios, ejercía de anfitrión pues lo que se celebraba era que le habían otorgado una medalla al mérito policial con distintivo rojo, es decir, pensionada. Estaba la ministra, entonces fiscal de la Audiencia Nacional, y el exjuez Baltasar Garzón. Además fueron invitados el ‘exnúmero dos’ del Cuerpo, Miguel Ángel Fernández-Chico y los policías Enrique García Castaño, Gabriel Fuentes y el citado Valverde.

El nombre de este último no hubiese trascendido de no ser por la explicación de la comida que dio la ministra en el Congreso de los Diputados. Ante los ataques del PP que le acusaron de haberse sentado con “la mafia”, la ministra se defendió diciendo que entre los presentes estaba Valverde al que citó por su cargo y le definió como “un amigo” al que conocía de las operaciones antiterroristas. Este periódico se puso en contacto con el policía, que confirmó su presencia entre los invitados por Villarejo a aquella celebración.

A lo largo de su carrera, Valverde ha desempeñado cargos de relevancia en el campo de Información, fue nombrado para dirigir el Centro de Nacional de Coordinación Antiterrorista y estuvo también destinado como agregado de Interior en México. En la Comisaría General de Información tenía a sus órdenes a Enrique García Castaño, conocido como 'el Gordo', uno de los principales investigados en el ‘caso Tándem’ por, entre otras cosas, filtrar datos confidenciales a Villarejo para sus investigaciones privadas.

Intereses privados

Segundos después de entregarle el reconocimiento a su carrera, el ministro tomó la palabra para destacar la celebración de este 195 aniversario. No fue un discurso plano, sino que en el mismo incluyó mensajes dirigidos directamente a la figura de Villarejo que planeó en todo momento sobre el acto. Sin citarle de manera expresa, Grande-Marlaska defendió la investigación del 11-M y cargó contra la policía partidista y dedicada a intereses particulares.

“Los protagonistas de estos actos cotidianos que componen el mosaico de lo que es el auténtico heroísmo son las personas que hoy estamos homenajeando, la verdadera Policía Nacional, la que sirve a la ciudadanía y no a intereses privados o partidistas, la que se dedica al noble trabajo policial y no mancilla, sino engrandece la historia de este Cuerpo”, ha dicho.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba