El extesorero de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) Daniel Osàcar ha implicado este martes al expresidente de la Generalitat Artur Mas en el blanqueo de capitales desarrollado durante años por el partido político catalán.

Condenado a tres años y medio por el expolio del Palau de la Música y actualmente en semilibertad, Osàcar ha declarado ante la juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que investiga a varios exconsellers catalanes en una pieza separada del caso 3%.

El extesorero ha admitido que tanto Mas, como otros dirigentes de CDC, estaban al tanto del blanqueo de capitales, según ha informado El Periódico. También ha señalado que el exgerente de CDC y exconseller, Germà Gordó, era quien controlaba el sistema de 'pitufeo'.

Imputación de los exconsejeros

En su escrito del pasado mes de enero, Anticorrupción relacionaba a varios exconsejeros catalanes y antiguos cargos de CDC con diversas "donaciones" que superaban los 100.000 euros.

Por ejemplo, a Carles Flamerich, expresidente del Centro de Seguridad de la Información (Cesicat), le relacionó con dos donaciones de 3.000 euros en 2008 y 2010; a Jordi Jané, con cuatro entre 2008 y 2013; a Macías, también con cuatro entre los mismos años; a Puig, con tres entre 2008 y 2010; y a Rigau con dos, también de 3.000 euros, en esos dos años.

Tras el escrito de Anticorrupción pidiendo la imputación de los exconsejeros, el juez del caso, José de la Mata, emplazó a Fiscalía a que ampliase las razones por las que debería citarles.

Finalmente, ya en abril, el magistrado imputó a los cuatro exconsellers y a otros siete antiguos cargos de CDC al considerar que hay indicios de que las donaciones que presuntamente hicieron al partido, entre los años 2009 y 2010, fueron "actos de afloramiento de dinero procedente de delito realizado por personas próximas a CDC siguiendo el plan superior trazado por jerarcas del partido", lo que podría constituir blanqueo de capitales.

El magistrado tiene previsto tomar declaración el próximo 26 de octubre a otro extesorero de CDC, Andreu Viloca.