La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, solo contempla reeditar un Gobierno de coalición con el Partido Popular en la Comunidad de Madrid, según ha explicado en una entrevista en 'Al Rojo Vivo' al descartar cualquier otra combinación política en esta región tras las elecciones del 4 de mayo.

Arrimadas ha adelantado que el partido centrista será "decisivo" en la negociación del nuevo Gobierno madrileño si entra en la Asamblea regional. Y en ese escenario, ha rechazado que los escaños naranjas vayan a apoyar la opción del socialista Ángel Gabilondo ya que el candidato del PSOE necesitaría para ello "a Podemos y Más Podemos", en referencia a Más Madrid.

También ha descartado la posibilidad de apoyar a la 'popular' Isabel Díaz Ayuso si la candidata del PP negocia con Vox su inclusión en el Ejecutivo regional. Así que la única opción que le queda a Cs, por descartes, es el apoyo en solitario al PP de Ayuso para reeditar la coalición de 2019.

En este sentido, la presidenta de Cs ha adelantado que exigirá a los 'populares' que respeten el acuerdo de gobierno que Ayuso firmó con el entonces candidato naranja, Ignacio Aguado, y que a su juicio ha funcionado bien en Madrid hasta que la presidenta tuvo el "capricho" de adelantar elecciones.

"¿Lo importante qué es, lo que se merece Ayuso o lo que se merecen los madrileños? ¿Lo importante es intentar vengarnos de lo que ha hecho Ayuso contra nosotros?", son las preguntas con las que ha respondido acerca de si sus votantes se sentirían humillados si se reedita el pacto.

La presidenta de Ciudadanos ha sostenido que ese gobierno bipartito "funcionaba muy bien" hasta que Ayuso lo rompió con "excusas" y ha rechazado un acuerdo de gobierno con el PSOE porque, a su juicio, su candidato, Ángel Gabilondo, "va en un pack" junto al de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

El estado de alarma tras el 9 de mayo

Por otro lado, Arrimadas ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que "explique cuál es el plan" para mantener la cobertura jurídica de las restricciones contra la pandemia a partir del 9 de mayo si no es prorrogado el estado de alarma.

Al respecto, ha criticado que el PP ofrezca una ley orgánica, porque permitiría a Sánchez "limitar los derechos de todo el mundo sin ni siquiera tener que pasar por el Congreso", como sí ocurre con el estado de alarma, que precisa de renovaciones periódicas por mayoría parlamentaria.

Además, Arrimadas ha defendido que la declaración de la renta incluya una casilla del 0,7 por ciento para ciencia e investigación y ha lamentado los discursos que dividen por bloques entre "rojos y fachas" o "socialcomunistas y fascistas", porque prefiere enfocarse en el futuro que en 1930.

También ha asegurado que no tiene contacto con su antecesor, Albert Rivera, desde navidades y que ni siquiera tras las elecciones catalanas se han llamado ni enviado mensajes.

No obstante, ha dicho que no están "peleados" y que "de verdad" no cree que él esté detrás de una supuesta opa del PP a Ciudadanos.