La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, asegura que sea cual sea el resultado de las elecciones madrileñas del 4 de mayo ni hay posibilidad de que su partido entre en descomposición ni ella dimitirá de su cargo, al que llegó hace menos de un año "con un apoyo abrumador".

En una entrevista que La Razón publica este domingo, recogida por Efe, Arrimadas niega "la mayor" cuando se le plantea el proceso de descomposición de Ciudadanos, incluso aunque la lista electoral que encabeza Edmundo Bal no alcance el 5% y se quede fuera de la Asamblea de Madrid.

"Ciudadanos mantiene miles y miles de cargos y afiliados por toda España, gobierna Andalucía, Castilla y León y 400 ayuntamientos, cuenta con una de las delegaciones más importantes de la familia liberal europea y representa a todos los españoles que creen en el centro", advierte Arrimadas.

Reitera además que no dimitirá y seguirá dedicada a ejecutar su proyecto y recuerda que el apoyo que obtuvo en la asamblea de su partido al ser elegida presidenta fue "abrumador" y "mucho mayor al que obtuvieron otros líderes en sus respectivos partidos, como (Pedro) Sánchez o (Pablo) Casado", secretario general del PSOE y presidente del PP, respectivamente.

Sobre quienes abandonan Ciudadanos y se afilian o entran en listas o cargos con el PP, como Toni Cantó o Fran Hervías, Arrimadas sostiene que son ellos quienes tienes que explicar cómo pasan de una ideología liberal a una conservadora "en cuestión de días".

"Desde luego que hemos cometido errores"

"Desde luego que hemos cometido errores, y no tengo problema en hacer autocrítica", reconoce asimismo la presidenta de Ciudadanos.

Entre ellos, expone este: "Cuando se habla más de la moción de Murcia que de los escándalos de corrupción del PP que la provocaron, con tres gigas de información que incluyen troceo de contratos en manos de la UDEF, con casi 500 políticos y allegados de políticos vacunados de forma irregular, es que algo hemos explicado muy mal".

Arrimadas dice que mantiene un trato cordial con Casado y que la semana de la moción de censura en el parlamento de Cartagena hablaron varias veces.

"Por mi parte seguiré teniendo una relación correcta con él", añade y lo justifica en que le "gusta más mirar al futuro que al pasado".

Pacto con el PP

Y con ese mismo argumento apoya que Ciudadanos reedite el gobierno madrileño junto al PP, ya que, en su opinión, "lo mejor para los madrileños es seguir con la política económica que estaba desarrollando Ciudadanos desde la Consejería de Economía y Empleo".

Rechaza la opción de apoyar al candidato socialista, Ángel Gabilondo, porque va "en pack" y "es un pack peligroso" junto al de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, "y no tardarían ni cinco minutos en firmar un pacto".

Sobre su relación con su antecesor en el liderazgo del partido, Albert Rivera, afirma que siempre ha tenido "una buena relación con él" y que desde que dejó la política han "ido hablando de cuestiones personales", de cómo les va, de cómo crecen sus niños, explica como ejemplos.

En una entrevista el miércoles en La Sexta Arrimadas dijo que no había tenido ningún contacto con Rivera, ni siquiera un breve mensaje de texto, desde navidades.